Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Mashíaj, "Como un pobre montado sobre un burro " (Tercera y última parte)

Ahora veremos la diferencia en el grado en que Abraham y Moshé involucraron al "burro" material en sus respectivas misiones. Abraham, el primer judío, comenzó el proceso de sublimar lo material, de concretar su potencial para expresar la bondad y perfección del Creador. Pero Abraham vivió antes de la revelación en Sinaí, el suceso en el que Di-s rescindió el decreto que había dividido el mundo entre "superior" e "inferior", entre materia y espíritu. En su época, la orden original instituida en la creación todavía seguía vigente: lo físico y lo espiritual eran dos mundos incompatibles, separados. Lo máximo que Abraham podía hacer era alistar lo físico para servir a lo espiritual, usar al "burro" para cargar los "accesorios" de su servicio Divino. Lo físico permaneció tan burdo como siempre y no podía ser involucrado directamente en su vida espiritual; no obstante, Abraham dio el primer paso en arrebatar a lo material de su inherente absorción en sí mismo, al utilizarlo, si bien periféricamente, para ayudar en su servicio a Di-s.
Moshé, por otra parte, se embarcaba en la misión que habría de culminar en el recibimiento de la Torá, el medio con el que Di-s facultó al hombre para disolver la dicotomía entre los dominios "superiores" e "inferiores". La Torá nos instruye y permite santificar incluso los aspectos más mundanos de nuestras vidas, integrar nuestro ser y ambiente materiales a nuestras metas espirituales. De modo que Moshé usó "el burro" para llevar a su esposa e hijos. La esposa y los hijos de uno son una extensión del propio ser; en las palabras de nuestros Sabios, "la esposa del hombre es como su propio cuerpo" y "un hijo es una extremidad de su padre". Comenzando con Moshé, lo material comenzó a jugar un rol íntimo y central en el trabajo de nuestra vida. Pero Moshé sólo marca el comienzo del efecto de la Torá sobre el mundo físico. Desde entonces, cada vez que la persona emplea un recurso material para realizar una mitzvá, por ejemplo, dinero para dar a caridad, o usar la energía que el cuerpo extrae de su alimento para abastecer su fervor en la plegaria, refina estos objetos físicos, despojándolos de su mundanalidad y egoísmo. Con cada acto tal, el mundo físico se vuelve mucho más santo, mucho más en armonía con su esencia y función. Cada uno de esos actos acerca el día en el que nuestro mundo se despojará final y completamente del hollejo de aspereza que es la fuente de toda ignorancia y dificultad, trayendo un nuevo amanecer de perfección y paz universal. 
De modo que Mashíaj, quien representa la máxima plenitud de la Torá, él mismo cabalga el burro de lo material. Pues él anuncia un mundo en el que lo material ya no es más el elemento "inferior" o secundario, sino un recurso absolutamente refinado, una fuerza en nada menos central e importante para el bien que la creación más espiritual.
Colabora con la web y dona a través de PayPal