Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina

__________________________________________________

En el calendario comienzan "3 tristes semanas" .¿Como las vivimos hoy, en la inmediatez de la Redención?

El jasidismo, quien imprimió en su estandarte la alegría del servicio a Di-s, no concuerda en definir los días de "Ben HaMetzarím" (lit: Entre las opresiones, las tres semanas entre el 17 de Tamuz y el 9 de Av) en días de tristeza y aflicción del alma. A pesar de ser días de duelo y sufrimiento, en los que debemos disminuir en alegría, no debemos caer en un bajón. Por lo tanto, el jasidismo revela todo tipo de caminos posibles,
permitidos de acuerdo a las leyes, para traer alegría por medio del cumplimiento de los preceptos y cambiar el foco del duelo por la destrucción del Templo por llenar los corazones con el anhelo por la redención. En los días de ‘Ben HaMetzarím’ se aumenta el estudio de temas relacionados con la redención auténtica y completa y el deseo por la construcción del tercer Templo. El Rebe de Lubavitch pronunció un llamado para estudiar durante estos días temas relacionados con el Mishkan y el Gran Templo, comenzando por la Torá escrita (las parshiot de Terumá, Vaiakhel-Pekudei; Iejezkel capítulos 40-43), a través de la Torá oral (Masejet Midot) y hasta las leyes (Leyes de Beit Habejirá de Maimónides) y por supuesto el manantial de vida que revela el jasidismo sobre los temas del Templo. El Rebe fundamenta su llamado sobre la historia del Midrash (Tanjuma parashat 96, 14): "Dijo Dios a Iejezkel: Cuéntale a los hijos de Israel el diseño del Templo para que se avergüencen de sus errores ".Dijo Iejezkel frente a Dios: Ahora nos encontramos en exilio en las tierras de nuestros enemigos y Tú dices que vaya a anunciar a Israel el formato del Templo, acaso lo pueden construir? Los dejaré hasta que retornen de la diáspora, luego iré y se los diré.Le dijo Dios a Iejezkel: ¡¿Y a causa de que mis hijos se encuentran en la diáspora será anulada la construcción de Mi Casa?!Es tan grande la lectura de la Tora sobre mi Casa (templo) como su construcción. Ve y diles a ellos, y se ocuparán de leer el diseño del Templo en la Torá y como recompensa a su lectura lo considerare como que se ocupan en la construcción de la Casa”. En el año 1991 (Shabat parashat Balak) el Rebe agrego: “Ya que nos encontramos en los umbrales de la redención, la que vendrá inmediatamente, entendemos, que el estudio de las leyes del Templo en este año debe ser de una forma completamente diferente: “En principio el estudio no es por el aumento del sentimiento de duelo y el esfuerzo por componer la falta producida por la destrucción del Templo, sino del deseo y la excitación por el nivel y la integridad del tercer Templo, sobre el que fue dicho ‘mayor será el honor de esta última Casa por sobre la primera’, una grandeza que no existió nunca (ni en el segundo templo, ni en el primero ni tampoco en el Mishkan que hizo Moshé)...“Y lo esencial es que el estudio sea con la conciencia y seguridad de que estas no son leyes de un futuro lejano sino leyes que serán aplicadas de inmediato, ya que "el Templo futuro que nosotros esperamos se encuentra construido y completo (ya ahora en las alturas, e inmediatamente) se revelará y descenderá del cielo" en un instante como lo que tarda en decirse! “Y en la forma que fue hablado en la última época en relación al aumento especial en el estudio de la Torá en temas de redención y Mashíaj – no solo como ‘virtud’ para acelerar y acercar la llegada del Mashíaj y la redención, sino también para comenzar a ‘vivir’ con temas de Mashíaj y redención, ‘vivir con el tiempo’ de los días del Mashíaj... sumado a la vida practica pensando, hablando y haciendo las cosas de forma adecuada a este tiempo especial, donde nos erguimos en los umbrales de la redención e indicamos con el dedo que "este (el rey Mashíaj) viene".
Colabora con la web y dona a través de PayPal