Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
! יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Tisha BeAv, una percepción de la historia más allá de la corrupción y el caos de superficie

La ley que permite demoler una casa de plegaria a fin de reconstruirla es muy estricta: el nuevo edificio debe ser superior (en tamaño, belleza, etc.) al que está siendo derrumbado; si las circunstancias son tales que el viejo edificio debe demolerse antes de que el nuevo sea construido, la construcción del nuevo edificio debe comenzar inmediatamente y debe procurarse "día y noche, no sea que surjan dificultades que ocasionen que perdure por un tiempo desolado". El Talmud cuenta que cuando la deteriorada Sinagoga en Mata Mejasia tuvo que ser demolida,
Rav Ashí "trasladó su lecho" al sitio de construcción y no abandonó el área "hasta tanto no se fijaron los caños de desagote de las aguas de lluvia". Conforme esta ley, Di-s comenzó Su construcción del Templo inmediatamente con su destrucción.El día que se destruyó el Gran Templo, un judío estaba arando su campo cuando su vaca mugió repentinamente. Un árabe pasaba por el lugar y oyó el mugido de la vaca. Dijo el árabe al judío: "¡Iehudi! Quita el yugo a tu vaca, libera la estaca de tu arado, pues tu Santo Templo acaba de ser destruido". El Midrash continúa relatando: La vaca mugió entonces una segunda vez. Dijo el árabe al judío: "¡Iehudi! Pon el yugo a tu vaca, devuelve la estaca a tu arado, pues acaba de nacer el Mashiaj...". Dijo Rabí Bon: "¿Necesitamos aprender esto de un árabe? La Torá misma lo dice. El versículo vaticina: "Y el Cedro del Líbano será derribado por el poderoso". ¿Y qué está escrito en el mismísimo versículo siguiente? "Surgirá un retoño de la estirpe de Ishái...". Con las ruinas del Templo todavía en llamas, el proceso de reconstrucción ya estaba en marcha. El Mashíaj, el emisario Divino facultado para traer redención al mundo y el Santuario eterno a Jerusalén, nació el 9 de Av. Esto explica un curioso fenómeno en la historia de nuestro exilio: Muchos de nuestros Sabios incluyendo figuras prodigiosas tales como Rabí Shimón bar Iojái, Rabí Saadiá Gaón, Maimónides, Najmánides, Rabeinu Bejaie y Rabí Shneor Zalman de Liadí- predijeron fechas diversas para la revelación del Mashíaj y la reconstrucción del Gran Templo, a pesar de la amonestación del Talmud respecto de aquellos que "calculan fechas de vencimiento" para la Redención. Estos ilustres visionarios tuvieron una percepción de la historia que penetró más allá de la corrupción y el caos de superficie. Ellos observaron la Destrucción como lo que en verdad era: una etapa en la construcción del eterno "Santuario que Tus manos han establecido". Para ellos, Tisha BeAv, el 9 de Av era, por encima de todo, el día de nacimiento del MashíajEllos vieron la morada eterna de Di-s alzándose de los cascotes, cada acto energizado por el galut como un ladrillo en su glorioso edificio. Ellos vieron, debajo de la cobertura de conflicto y desesperanza, un mundo maduro para la Redención. Ellos vieron que la morada Divina no estaba menos que completa; que la oportunidad que ha existido desde el día de la destrucción del Templo se torna aún más factible con cada generación que pasa. Aprovecha el momento, nos urgieron; la culminación de la historia está al alcance de la mano.
Colabora con la web y dona a través de PayPal