Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina

__________________________________________________

Iom Kipur en Israel bajo la opresión inglesa. El Shofar de la liberación

Mientras oraba en el Kotel en Iom Kipur en el año 1930, escuché a algunas personas susurrando entre si: “¿A donde iremos a escuchar el shofar? Será imposible tocarlo aquí. Hay tantos policías como judíos orando!” El Jefe de Policía británico en persona se encontraba allí para asegurarse que los Judíos no tocaran el toque único que tradicionalmente termina el ayuno. Escuché los susurros y pensé para mi mismo. ¿Es posible que omitamos el toque del shofar que acompaña nuestra proclamación de soberanía de Di-os? ¿Es posible que
omitamos el toque del shofar, que simboliza la redención de Israel ?. Me acerqué a Rabi Itzjak Horenstein, quien oficiaba de rabino de nuestra “congregación” y le pregunté por un shofar. El rabino abruptamente se alejó de mi, pero no antes de dirigir su mirada al estrado de oraciones en el extremo izquierdo del callejón. Yo comprendí que el shofar se encontraba allí. Caminé hacía el lugar y me incliné sobre el mueble. Abrí la pequeña puerta y deslicé el shofar en mi camisa, pero de una forma tal que no me viesen antes de que tuviese la oportunidad de tocarlo. Me dirigí a la persona que oraba a mi lado y le pedí su talit. Me envolví en el talit. En ese momento sentí que había creado mi propio dominio. Fuera de mi talit prevalecía un gobierno extranjero, gobernando al pueblo de Israel aun en su día mas santo y en su lugar mas santo y nosotros no teníamos la libertad de servir a nuestro Di-s. Pero, dentro del talit se trataba de otro dominio. Cuando se recitaron los versículos finales de la oración de Neilá, tomé el shofar e hice sonar un largo y resonante toque. Todo ocurrió muy rápidamente. Muchas manos me sujetaron. Me quité el talit de sobre mi cabeza y ante mi encontré al jefe de policía quien ordenó mi arresto.Yo fui llevado a Kishle, la prisión en la Ciudad Vieja y encomendaron a un policía árabe que me vigilase. Pasaron muchas horas, no me dieron ni alimento ni bebida para romper mi ayuno. A la medianoche el policía recibió la orden de liberarme y me dejó marchar sin mediar palabra. Entonces me enteré que cuando el Rabino Jefe de Tierra Santa, Abraham Itzjak Kook, escuchó acerca de mi arresto, inmediatamente contactó al secretario del Alto Comisionado británico y solicitó que yo fuese liberado. Cuando su solicitud fue rechazada, él manifestó que no rompería su ayuno hasta cuando yo fuese liberado. El Alto Comisionado se resistió por muchas horas, pero, finalmente, por respeto al Rabino Jefe, no tuvo mas alternativa que dejarme en libertad. Durante los siguientes dieciocho años el shofar fue tocado en el Kotel en cada Iom Kipur. Los Británicos comprendían muy bien el significado de este toque – ellos sabían que a fin de cuentas este toque demolería su reinado sobre la tierra al igual que las murallas de Jericó se desmoronaron ante el shofar de Ieoshua y ellos hicieron todo lo que estaba a su alcance para impedirlo. Pero, en cada Iom Kipur, el shofar era tocado por hombres que sabían que serían arrestados por reivindicar la mas sagrada de nuestras posesiones. (De los escritos de Rabí Moshe Segal)
Colabora con la web y dona a través de PayPal