Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Mashíaj. Una historia de Napoleón Bonaparte


En una noche veraniega salió Napoleón Bonaparte de su palacio a pasear por la ciudad de París y encontrarse con sus habitantes. Caminando tranquilamente llegó a la puerta de la Gran Sinagoga de esta ciudad. Se detuvo a descansar y escuchó un llanto que salía de la entrada de la sinagoga. Miró hacia adentro. Dentro de la sinagoga estaba oscuro y sólo unas pocas velas estaban encendidas. El llanto se iba haciendo más fuerte. Al acostumbrarse sus ojos a la oscuridad vio gente orando. Algunos estaban sentados sobre bancos cercanos al piso y otros lo hacían directamente sobre éste. Sus pies estaban descalzos y sostenían libros en sus manos. Alguien leía un texto y lloraba. Napoleón puso atención , pero el idioma le resultaba extraño e incomprensible. - "¿Qué ocurrió? ¿Por qué lloran?"
- preguntó Napoleón. El hombre interrumpió el llanto y dijo: "Quemaron nuestro templo." - "¿Quién quemó? ¿Dónde? - se interesó Napoleón. - " Los romanos" - contestó el hombre - "en la guerra contra Jerusalem". Napoleón salió de la sinagoga muy conmovido y enojado. Cómo es posible que yo, el más grande de los militares no sepa sobre esta terrible guerra en Jerusalem. ¿Por qué no me informaron mis ministros?" Muy furioso volvió a su palacio, reunió a militares de alto rango . "¿Por qué no me contaron que hay una guerra en la ciudad de Jerusalem, y que los romanos quemaron el templo de los judíos?" - les gritó. Los comandantes se miraban asombrados y no dijeron nada. Napoleón los miró intensamente hasta que uno de ellos dijo: "No escuchamos ni sabemos nada sobre una guerra en Jerusalem." Napoleón convocó a otro grupo de militares, aún más importantes que los anteriores , y también ellos dijeron no saber nada sobre el tema. Napoleón se enojó aún más. - "Acaso los judíos se burlaron de mí? "Traigan a su rabino" - ordenó a sus servidores. El rabino llegó al palacio temblando de miedo, un frío sudor cubría su frente. "Es que va a ocurrir algo malo con los judíos?" - pensaba con preocupación."¿Por qué me mintieron los judíos y me contaron que los romanos quemaron su templo en la guerra?" - preguntó Napoleón al rabino. "Investigué y resulta que no hay ninguna guerra en Jerusalem. Rabino, dígame la verdad " - le ordenó Napoleón. El rabino hizo un gesto a Napoleón para tranquilizarlo. "Sus comandantes y ministros tienen razón, Alteza, pero también el judío tiene razón" - dijo el rabino. "Hace muchos siglos, en el año 68 de nuestra era, el día 9 de Av, los romanos, dirigidos por el entonces gobernador Tito, incendiaron el templo en Jerusalem. Miles de personas murieron. Todos los instrumentos que se utilizaban en el templo para adorar a Dios fueron llevados en barcos a Roma junto con los prisioneros tomados en esa guerra. Todo esto aparece grabado en el Arco de Triunfo ubicado en la ciudad de Roma. - Pero si es así , esto es una historia muy vieja" - dijo Napoleón . "Pero ¿por qué permitió el Dios de ustedes que quemen su templo?" - continuó preguntando el emperador.
El rabino suspiró y dijo: "El templo fue quemado por nuestros pecados, por el odio sin fundamento que los judíos tenían para con ellos mismos. No se respetaban entre sí, y si bien es cierto que habían entre nosotros grandes "tzadikim", su presencia no ayudó para evitar esta tragedia. Hasta el día de hoy lloramos, ayunamos y nos apenamos por la pérdida de nuestro templo. Pero no nos desesperamos. Continuamos con nuestras oraciones y pedidos para que , nuevamente, tengamos el mérito de construirlo." Napoleón frunció su ceño, pensó unos minutos y dijo: "Es cierto, ustedes son un pueblo maravilloso. Sólo un pueblo que durante milenios sabe lamentarse por el templo que perdió, tendrá el mérito de volver a su tierra y construirlo.

Colabora con la web y dona a través de PayPal al usuario vienemashiaj@gmail.com