Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina

__________________________________________________

Un mundo perfecto. El Tikun, la reparación y rectificación de la existencia

La situación del mundo, en la cual, este asciende de su nivel material y se relaciona con lo espiritual, cuando todas las partes de la creación se transforman en "paredes de un santuario" y son vehículos de la voluntad Divina; es la que caracteriza y define la era Mesiánica o literalmente "los días del Mashiaj". Allí, con el pueblo de Israel en plenitud, con el máximo desarrollo del estudio de la Torá y el cumplimiento de las mitzvot, se revelará el honor de Di-s en toda su esencia, en todo lugar, a los ojos de todos. Como dice el versículo: "Y se revelará el honor de Di-s y verá toda carne....". Por la tremenda revelación que esto representa, inclusive las naciones del mundo aceptarán el
reinado Divino para entregarse unidas a Él. Y esto es lo que decimos en la conocida plegaria de "Aleinu": "Y por ello te esperamos a Ti...ver pronto la belleza de tu fuerza....para establecer en el mundo el reinado de Di-s y todos los seres humanos invocarán Tu nombre....reconocerán y sabrán todos los habitantes del planeta que a Ti deben inclinarse.....y honor a Tu nombre preciado darán.....y todos aceptarán sobre sí el yugo de Tu reinado...en aquel día Di-s será Uno y Su nombre Uno."
La obra de la creación de seis días, la Torá la concluye con las palabras:"que creó Di-s para hacer". Sobre la palabra "hacer" continúa el análisis diciendo que hacer es reparar o rectificar. Es decir la obra de la creación surgió desde un principio de una forma que necesite aún algún tipo de "arreglo". A través del trabajo de la persona se llega a la perfección de la obra creativa. Esta "imperfección" del mundo terrenal se distingue del resto de los mundos espirituales que fueron creados en plenitud sin posibilidad de ser alterados. Aquí en la tierra el ser humano puede modificar o mejorar la creación o a sí mismo. La Torá describe en varios lugares el hecho de que el mundo fue creado imperfecto por la voluntad Divina de asociar a la persona en la existencia, ser "socio" de Di-s en la Creación. La persona debe llegar a su plenitud y desarrollo por mérito propio, no gratuitamente. Esto se logra reparando y completando los "huecos" que Di-s dejó, con esfuerzo y dedicación humana. La definición de Tikún es transformar al mundo material y desconectado a primera vista de su fuente a un mundo fino y fusionado con su origen. Es decir, la finalidad del tikun o reparación es encaminar al mundo hacia los días del Mashiaj.
El trabajo de reparar y perfeccionar la creación no es simple. Sino un proceso largo y complejo donde la entrega de la Torá fue un punto de inflexión determinante para llegar al objetivo a través del cumplimiento de Torá y Mitzvot de Israel a lo largo de las generaciones. A pesar, que el mundo fue creado desde un inicio para llegar a la plenitud del tiempo del Mashiaj, de todas formas la voluntad del Creador es que esto suceda "al final de los tiempos", por medio del esfuerzo de todas las personas a lo largo de una historia de seis milenios. Cada milenio tiene que ver con uno de los días del Génesis. De la misma forma que en la obra del creación, recién al final en el sexto día se llegó al objetivo, es decir, la creación de Adam, quien convocó a todo lo creado a agradecer a Di-s, así es también con respecto al sexto milenio; en él se completará todo el trabajo y se llegará a través del Mashiaj a que toda la creación reconozca al Creador. Este trabajo y como se realiza, es comúnmente conocido en los libros de Cabala y Jasidismo como "Avodat HaBirurim" o trabajo de selección y refinación. En dichos libros aparecen largas explicaciones sobre la "chispa Divina" que existe en cada uno de los integrantes de la creación. Una chispa de santidad del Creador. Dicha chispa no necesariamente está revelada en el cuerpo de las creaciones, puede estar guardada en su interior, el cuerpo es una cáscara o cobertura que oculta en gran medida la revelación de luz de la chispa Divina. Cuanto mayor es la materialidad del ser, menor es la percepción de su presencia. La medida de revelación y ocultamiento muestran el nivel de santidad de cada creación o criatura en particular y produce como consecuencia directa, el prevalecimiento del bien en la criatura o su inclinación hacia la senda negativa. En cuanto a las criaturas no físicas como los ángeles, la luz Divina ilumina abiertamente y produce una influencia evidente e impactante. En cambio en nuestro mundo el cuerpo constituye una barrera que veda e inhabilita la sensación de la energía Divina interior. Por ello no se siente, ni se reconoce una revelación de Divinidad y el mundo se inclina a contradecir y a oponerse a la idea de santidad hasta llegar al extremo de que exista la posibilidad de una negación completa del Creador!!. En gran medida este hecho genera la chance técnica de un incremento de las fuerzas del mal como explica el Libro Tania en el capítulo 6.

Colabora con la web y dona a través de PayPal al usuario vienemashiaj@gmail.com