Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
! יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Días de Selijot, Rosh HaShana, una bendición del Rebe de Lubavitch

Carta del Rebe de Lubavitch para todos los judíos del mundo - (fechada en 5715 -1954)
Con la Gracia de Di-s Días de Selijot, 5715
Brooklyn, Nueva.York. A los Hijos e Hijas de nuestro pueblo de Israel, dondequiera se encuentren, Di-s los bendiga:¡Shalom y Bendiciones!

En la víspera de Rosh Hashaná extiendo mis buenos deseos a mis hermanos - cada hombre y mujer en el seno del Pueblo de Israel- utilizando la bendición tradicional: "LeShaná Tová Umetucá", que sea un año bueno y dulce. La Torá estableció que
la celebración de Rosh Hashaná, el comienzo del año, coincidiera con el aniversario del sexto día del Génesis: el día de la creación del Hombre. La importancia de la fecha no reside solamente en la creación de un nuevo ser, una criatura ubicada en un plano superior al animal, en una escala semejante a como el animal es superior al vegetal y éste al mineral, sino que se agrega una nueva criatura, el hombre, que difiere totalmente de las demás en su misma esencia. Porque fue él quien reconoció al Creador y además llevó y elevó a todo lo existente a esta percepción y conciencia. Y justamente, el reconocimiento y la apreciación del Creador es el objetivo de la Creación.
Uno de los rasgos distintivos del hombre es su libre albedrío, el poder de elección que Di-s le confirió. El hombre puede canalizar este don Divino en dos direcciones opuestas:
Puede elegir el camino que lleva a la autodestrucción y a la aniquilación de cuanto lo rodea - Di-s no lo permita -, o encaminarse por la senda adecuada de la vida, la que lo elevará, junto con lo creado, a la más alta perfección. Para ayudarnos en la elección de la dirección correcta, recibimos la Torá, Divina, Eterna y por ende, fuente de enseñanzas sólidas y actuales para todas las épocas y todos los lugares.
El hombre no puede llegar a la elección correcta sin ayuda, guiado meramente por su intelecto, ya que su lógica es limitada. La inteligencia es sólo un instrumento para descubrir y dar expresión a la profunda conciencia interior que anida en su alma, la fe tácita en aquello que reside más allá del alcance intelectual, y a través de ellos dar vida a su ser y encontrar el camino correcto para la vida cotidiana, que es el camino de la Torá y sus preceptos.
En Rosh Hashaná el hombre se encuentra no sólo frente al juicio Divino, sino también ante el suyo propio. Debe decidir asumir a cumplir con su objetivo, esto es, elevarse a sí mismo y alcanzar - junto con quienes lo rodean - la conciencia del llamado: "Venid, sirvamos, inclinémonos y arrodillémonos ante Di-s, nuestro Hacedor", un llamado originalmente pronunciado por Adam, el primer hombre, en el día de su creación: el primer Rosh Hashaná, que significa en los hechos, llevar adelante una vida donde el día a día está basado y dirigido por la Torá. Y no a elegir, Di-s libre, el camino que lleva al abismo y la destrucción.
Que nadie piense: "quién soy yo y qué soy yo para tener tan tremendos poderes para construir o destruir".
Hemos comprobado – lamentablemente - el enorme poder destructivo que hay en una pequeña cantidad de materia al liberar energía atómica.
Si algo tan reducido encierra tanta fuerza para aniquilar, algo opuesto a la intención y el propósito de la Creación, cuánto más grande es el poder constructivo y de superación espiritual confiado a cada individuo para actuar en armonía con los propósitos Divinos. En este caso, el Creador provee a cada uno de la habilidad especial y las oportunidades concedidas por la Divina Providencia para elevarse al nivel de lo esperado, y para ayudar a otros en la misma dirección, llevando al mundo entero más cerca de su nivel de perfección.
Hasta que finalmente alcanzaremos un nivel donde toda criatura reconocerá que Tú la creaste, y toda alma que respira dirá: "Hashem, el Di-s de Israel, es el Rey, y Su Reino gobierna sobre todo".
Colabora con la web y dona a través de PayPal