Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina
\

__________________________________________________

Mashíaj, el momento histórico del pueblo judío

Artista: Ariel Fogel
La bajada generacional es un principio en el judaísmo. Los patriarcas fueron seguidos por la generación del desierto, la era de la profecía (que terminó poco antes de la destrucción del Beit HaMikdash), los períodos de los tanaím (sabios de la Mishná), emoraím (sabios del Talmud), gueoním, rishoním y ajaroním (distintos períodos post-talmúdicos); cada generación inferior a la que le precedió. Pareciera que nuestra generación, la de
los talones de Mashiaj, debe ser la más baja. No obstante, esta generación también denominada "huérfana" recibirá al Mashiaj y merecerá la suprema revelación de la redención. A los profetas no se les concedió este privilegio, ni a los tanaím, ni alos emoraím, ni a ninguna otra generación. Conociendo nuestro nivel real, no podemos evitar hacer la famosa pregunta del Talmud: "¿Es merecedora esta generación ?". Subido sobre los hombros de un gigante, un enano puede ver más lejos aún que el gigante. Así también nuestra generación que se ve muy disminuida en comparación a las de nuestros antepasados, puede alcanzar el mayor de los niveles espirituales con el acumulativo de todo el estudio de la Torá y entrega a Di-s de ellos. De manera opuesta al mal, que una vez que la persona recapacita y revierte su conducta, lo negativo se desintegra y desaparece, la bondad es eterna y se incrementa de generación en generación. Por lo tanto, nuestra generación rebosa con la bondad reunida a lo largo de la historia. Cada generación tuvo su misión. A las generaciones anteriores les fueron asignadas misiones complicadas y difíciles y los recursos para encararlas. Ellas trajeron inmensa santidad al mundo, aclarando la oscuridad del exilio. Gracias a ellas, solo restan tareas menores que nuestro bajo nivel espiritual puede realizar. Cuando nuestra sociedad, complete su finalidad, vendrá el Mashiaj, no por mérito propio sino en virtud de todos los que nos precedieron. Mirando desde otro ángulo, nuestra generación tiene un mérito especial. Somos una generación cuyo intelecto y emociones están disminuidos en comparación a nuestros antepasados y vivimos en una oscuridad espiritual sin nadie en quien apoyarnos. Israel y su identidad expresada en el estudio de Torá y cumplimiento de Mitzvot son vistas desde un análisis despectivo y descalificador por parte del mundo. A pesar de todo, luchamos con gran abnegación para servir al Creador. Una generación tal es ciertamente merecedora del Mashiaj como explica el Rebe de Lubavitch en sus conferencias públicas. El Jasidismo describe que la generación previa a la llegada del Mashiaj inspiró una extraordinaria humildad en Moisés. Cuando Moisés visionó los obstáculos materiales y espirituales de nuestra generación y la abnegación de ella ante la tormentosa oscuridad del galut y su decidida fidelidad a la Torá y las mitzvot, se sintió inferior espiritualmente.

Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal