Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina

__________________________________________________

Mashíaj y los gallos ¿Que tienen en común?

Rabí Ionatan Eybeschutz (Cracovia 1690 Altona 1764) fue un gran sabio y cabalista que vivió durante su vida, en Praga, zonas del imperio austro-húngaro y Alemania. Era admirado por los gobiernos por sus enormes conocimientos, por ello era frecuente que lo nombren como ministro y consejero del rey. Era muy común que por su inteligencia, despertara envidia en el resto de los ministros no judíos del imperio y ello le ocasionara problemas. Un día, un importante ministro del rey preguntó a Rabí Ionatan: Está escrito en vuestro Talmud, que el Mashíaj vendrá como un pobre montado sobre un burro, siendo un pobre en un burro, ¿Como podrá vencer a todas las naciones con sus poderosos reyes? Rabí Ionatan no le respondió nada pero
le dijo que lo espere dos meses y él mismo sabrá la respuesta. Luego de esta conversación fue Rabí Ionatan al mercado y compró setenta y un gallos y los llevó al palacio. Convocó a los setenta ministros del rey, les entregó un gallo a cada uno y les dijo que los lleven a sus casas y que los alimenten muy bien durante dos meses para que crezcan fuertes y carnosos y luego los traigan de nuevo al palacio. Rabí Ionatan se llevó el gallo número 71, pero no la alimentaba lo suficiente y finalmente quedó pequeño y delgado. Pasaron los dos meses y cada uno de los setenta ministros trajeron sus gallos grandes y carnosos a una habitación del palacio real y Rabí Ionatan trajo el suyo, delgado y débil. Cuando las gallos grandes y carnosos se observaron entre ellos, comenzaron a enfrentarse unos con otros, el gallo de Rabí Ionatan por temor, se escondió tras un hogar a leña. Los gallos de los ministros, en plena lucha, comenzaron a producirse heridas sangrantes hasta matarse unos a otros. Solo cuando la lucha terminó, el gallo débil de Rabí Ionatan vio que el resto de los gallos estaban muertos y no había de que temer, entonces salió de su escondite. Todos los ministros del rey, vieron la escena y rieron con gran fuerza. Rabí Ionatan les explicó: "Así será cuando venga el Mashíaj, las naciones se enfrentarán unas con otras eliminándose, al final aparecerá el Mashíaj y vencerá".


Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com