Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
! יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Beit HaMikdash ¿Donde están los utensilios y tesoros del Gran Templo de Jerusalem?

Macizos rocosos de Akhbara, al sur de Tzefat, Israel
Es conocido que en uno de los macizos rocosos cercanos a "Ajbara" (Kfar Akhbara), una aldea árabe al sur de Tzefat (Safed), los cohanim ocultaron los utensilios del Beit HaMikdash (Gran Templo) y los tesoros que había en Jerusalem, pero los utensilios del Beit HaMikdash no se descubrirán hasta el día que venga el Mashíaj. Quien visita el lugar, puede distinguir en las alturas de uno de estos macizos rocosos está tallado como un portón cerrado, que fue realizado por orden de Napoleón que cuando estuvo en 1799 en la tierra de Israel decidió excavar toda esta montaña para encontrar los tesoros. Se cavó hasta casi la mitad de la montaña
pero toda la tarea y el esfuerzo fueron en vano.
A mediados del siglo 19, el Gran Rabino de la comunidad Ashkenasi de Tzefat, Rabí Shmuel Heller (1803-1884) fue visitado por uno de los habitantes árabes que vivía en la zona, este le pidió con lágrimas y súplicas que le de un consejo para detener la epidemia que estaba quitando la vida de cada uno de los integrantes de su familia. Le preguntó Rabí Shmuel, si quizás él había pecado contra alguna persona, física o monetariamente, el árabe le contestó que él había revisado sus acciones y no sentía haber cometido algún pecado o transgresión. Solo después de indagar de forma larga y extenuante, Rabí Shmuel logró que el árabe revelara la verdad. Este reconoció que había excavado en la parte inferior de la montaña y había encontrado dos jarrones de oro llenos de cenizas, que se llevó y ocultó en su casa. "Ahora entiendo" clamó Rabí Shmuel, "Si tu deseo es que tu familia permanezca con vida, apurate y devuelve los jarrones a su lugar y luego cierra la abertura para que no se reconozca ni se vea ningún tipo de entrada". El árabe se apuró a hacerlo y la epidemia en su familia se detuvo ". 
Luego de esto contó Rabí Shmuel Heller esta historia a su familia y agregó que calcula que estos jarrones eran los que cuidaban las cenizas de la vaca roja... 
(Fuentes: Eden Tzion, Emek Hamelej, Jibat Ierushalaim, Shaarei Ierushalaim, Masa Miron)

Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com