Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

Dvar Maljut - 13 de Nisan - Aniversario del Tzemaj Tzedek, tercer Rebe de Jabad

Acabamos de concluir la plegaria de la noche del 13 de Nisan. El número 13 equivale a la palabra hebrea "ejad" אחד que significa "uno". La plegaria en general y el rezo nocturno en particular, implica un ascenso y por lo tanto, durante la oración debe intensificarse nuestra conciencia de "Saber ante quién estás parado".
En verdad, siempre estamos parados ante Di-s. En la plegaria, sin embargo, nuestra atención se enfoca en Su presencia y en su unicidad con la Creación, cómo cada instante y cada uno de los seres de este mundo material están en armonía con el verdadero ser,
en una unicidad completa y absoluta.
Este mismo es el sentido de las palabras "iom ejad" (un día) del versículo de Bereshit que se refiere al primer día de la Creación, explicada por nuestros Sabios en el sentido de "un día de unicidad", unicidad significa que todo es Di-s y no hay nada fuera de Él. Aunque el primer día ya es denominado Creación, no había aún sensación de separación e independencia de Di-s, "Él era Uno con Su mundo".
Aquí vemos una conexión entre este concepto del número 13 que refleja la unicidad del Creador y el aniversario del Tzemaj Tzedek cuyo aniversario comienza esta noche del 13 de Nisan. Además sucede un fenómeno adicional como expresa el versículo: "Uno se acercará a otro", pues tanto el Tzemaj Tzedek (tercer Rebe de Jabad) como el Rebe Maharash (su hijo y cuarto Rebe de Jabad) fallecieron un día 13 del mes (el Tzemaj Tzedek el 13 de Nisan y el Rebe Maharash el 13 de Tishrei). A través del servicio a Di-s de cada uno, se "acercan" y se convierten en una entidad única. En un sentido simple, esto se refleja en el hecho que el Rebe Maharash fue el sucesor de Tzemaj Tzedek. El hebreo para "sucesor" es memalé makom, que significa "llena el lugar", lo que implica que el Rebe Maharash continuó el trabajo espiritual del Tzemaj Tzedek. Por otro lado, el Tzemaj Tzedek también puso en práctica ciertas cuestiones espirituales que eran características del Rebe Maharash.
Debemos relacionar también esto con los "iemei miluim" (días de ensayos para establecer el Santuario, pues la palabra miluim significa "llenados" y también está asociada con el concepto de jinuj, "inauguración" y "educación". Aquí vemos una conexión con la inauguración del altar a través de las ofrendas de los Nesiim (líderes) de las diferentes tribus. En cada uno de los primeros doce días de Nisan, leemos el párrafo de la Torá asociado con la ofrenda del Nasi (líder) que trajo sus ofrendas en ese día.
Nuestra lectura de las ofrendas de los Nesiim refleja la unidad del pueblo judío, enfatizada por el hecho de que cada judío, incluso un Cohen o un Levi que son obviamente de la tribu de Levi, de todas formas recitan el pasaje relacionado con el Nasi de cada tribu y luego la plegaria de "Iehi Ratzon": "Que sea tu voluntad que si soy de la tribu de ...". Esto enfatiza cómo cada judío está relacionado con otro y comparte su naturaleza esencial.
La tarea del pueblo judío es revelar la Unicidad de Di-s (Que todo en la existencia es Di-s y depende de Él). Cada judío está obligado a decir: "El mundo fue creado para mí", es decir, cada uno debe aceptar la responsabilidad de revelar como escribe Rambam (cuyo cumpleaños es el 14 de Nisan): "De la verdad de Su ser toda la existencia entró en vigor".
Esto se refleja en la unicidad del Beit HaMikdash y más particularmente, la unicidad del Kodesh HaKodashim, que contenía las tablas sobre las cuales se grabaron los Diez Mandamientos.
Estas tablas contenían toda la Torá, incluyendo lo "que en el futuro descubrirá un sabio experimentado de la Torá", incluidos los nuevos conceptos desarrollados en este mismo día. Esto a su vez conduce a la revelación de "la nueva [dimensión de] la Torá que surgirá de Mí". (La Torá del Mashíaj). Que la redención tenga lugar esta misma noche y que podamos merecer la revelación de estas nuevas dimensiones de la Torá, esta noche, el decimotercer día de Nisan, en este año cuando "te mostraré maravillas" (iniciales del año hebreo 5751).
La palabra Arenu traducida como "Te mostraré" está relacionada con la palabra Reiá que significa "vista". En la Era de la Redención, la Torá se estudiará a través de la visión, es decir, todos los conceptos de la Torá serán abiertamente revelados. Esto se reflejará en el mundo, y se verá que fue creado por la Torá. Veremos la verdadera existencia del mundo entero tal como está escrito: "En el principio, Di-s creó el mundo" y esto continuará hasta "ante los ojos de los hijos de Israel ", que es la conclusión de la Torá escrita.
Luego fluirá en la Torá Oral que comienza: "Meimatai korim et hashema) "Desde cuándo, debe leerse el Shema ". Rabí Abraham, el hijo del Maguid explicó que Meimatai significa también "desde el temor", es decir, el Shema debería ser recitado mientras la persona está impactado del temor a Di-s.
Rabí Abraham es llamado también HaMalaj, "el ángel", es decir, su existencia dentro de este mundo se parecía a la de los ángeles. Estudió junto con Alter Rebe. Esto indica que Alter Rebe también poseía esta cualidad, pero en lo que respecta al Alter Rebe, esta cualidad se reveló en armonía con su existencia material. Lo mismo se explica con respecto a Moshe, que se conoce como "el hombre de Di-s", es decir, su mitad inferior era humana, pero su mitad superior era Divina.
Del mismo modo, en la vida de Alter Rebe, sus cualidades humanas y Divinas se fusionaron. De hecho, él fue capaz de impartir esta dimensión de servicio espiritual a su compañero HaMalaj, lo que le hizo apreciar la importancia de comer alimentos materiales y de esta manera, salvar su vida como se relata en la historia conocida.
Esto se ve reforzado por la influencia de Shabat HaGadol y el gran milagro que ocurrió allí, y la extensión de ese milagro a través de todos los tiempos, estableciendo un estado de unicidad. La máxima expresión de esta unicidad estará en el Tercer Beit HaMikdash. Allí veremos la fusión del tiempo y el espacio con la Divinidad que trasciende el tiempo y el espacio, como se refleja en el hecho que el Arca Sagrada, siendo material no ocupaba lugar y no se registraba en la medición del Santuario.
Esto no significaba que el Arca se elevaba más allá de las medidas de tiempo y espacio, sino que el Arca ocupaba una cantidad precisa de espacio y su ubicación en el Santuario era exacta, sin embargo, el lugar del Arca no salía registrado en la medición del espacio.
Esta unicidad es simbolizada por el Tzemaj Tzedek a través de sus esfuerzos incansables para difundir el estudio de la Torá y evitar que se hagan cambios dentro de la práctica de la Torá. Para evitar esto, viajó a Petersburg y tuvo varias confrontaciones con los funcionarios zaristas de Rusia. En este enfrentamiento, adoptó una postura firme a pesar del hecho de que Rusia era uno de los países más poderosos del mundo en ese momento.
La influencia de Tzemaj Tzedek en Rusia no siempre fue directa. Como decían los jasidim , "el Tzemaj Tzedek se sentaba en Lubavitch y controlaba lo que estaba sucediendo en Petersburg". Esto se refleja en la idea de Lejatjilah Ariber (pásalo por arriba) desarrollada por el Rebe Maharash y demuestra como la Unicidad de Di-s, hasta que incluso los aspectos más poderosos de la existencia material del mundo están sujetos al control de un judío.
El potencial de tales fuerzas ha sido suministrado a cada judío, particularmente quienes estudian las enseñanzas de Tzemaj Tzedek. Además, en el caso de un Nasi, este potencial se revela en mayor medida y particularmente en el día de su iortzait (aniversario), cuando su influencia es mayor pues "produce salvaciones las entrañas de la tierra".
Un concepto similar se ve con respecto a Rambam, cuyo cumpleaños se celebra mañana. Las letras de su nombre son las iniciales de las palabras hebreas del versículo "multiplicaré mis maravillas en la tierra de Egipto". Mientras vivía en Egipto, sirvió como médico del rey más poderoso de su generación. Aunque la vida del rey estaba en peligro, el Rambam fue capaz de curarlo y como resultado, el rey hizo muchos favores para el pueblo judío. Esto refleja el potencial que tienen los judíos, incluso mientras están en el exilio, los gentiles les otorgarán favores y de hecho, favores que son extraordinarios.
Lo anterior también se relaciona con el pasaje concerniente al encendido de la Menorá que fue realizado por Aarón que leemos hoy, 13 de Nisan. El servicio del Cohen Gadol revela la unicidad, la fusión de la existencia limitada y la Divinidad que trasciende la limitación. Esto se expresa en la esencia del servicio de Aarón, también en las palabras de las Bendiciones de los cohanim. 
En el mundo en general, esta unicidad se percibe a través del estudio de la Torá. Di-s se invistió en la Torá, por así decirlo, como se refleja en la palabra Anoji , la primera palabra de los Diez Mandamientos, que es un acrónimo de las palabras arameas: "Yo, Mi esencia escribí y entregué". A través del estudio de la Torá, la unicidad de Di-s se establece dentro del alma de un judío y luego el judío extiende esta unidad a través del mundo entero que fue creado por medio de la Torá. De esta manera, revelamos a través de la Creación la existencia del "Matzui Rishon" (la existencia primaria-el Creador), que es la "base de todos los fundamentos y la columna de todo conocimiento", como Rambam comienza su obra Mishné Torá. 
Que esto se revele a través de nuestros esfuerzos para "elevar las velas", como leemos en el párrafo de la Torá asociado al 13 de Nisan. Rashi explica que esto se refiere al encendido de Menorá de una manera que "las llamas se alzan por sí mismas". En un sentido personal, esto significa que las cosas dependen de nuestros propios esfuerzos, sin embargo se nos otorgará influencia desde arriba, Di-s nos mostrará maravillas; esta influencia celestial se verá reforzada en nuestro trabajo espiritual y así nos pareceremos a Aarón, "amando la paz y persiguiendo la paz".
El servicio de Aarón también simboliza nuestra propia existencia material como se ve en las ofrendas de los cohanim del altar y en comer el Pan de la Proposición que se coloca en la Mesa de Oro frente a la Menorá. Esta es la fuente de bendición material para todo el mundo. De esta manera, se cumplirá "la obra de nuestras manos estableces para nosotros" como está escrito al final del Capítulo 90 en el libro de Tehilim .
Este concepto se puede estudiar en profundidad en el Jasidismo, la dimensión interior de la Torá que acelerará la Redención. Del mismo modo, mediante el estudio del Rambam, apresuraremos la llegada de la redención final cuando se revele cómo "multipliqué Mis maravillas en la tierra de Egipto". De manera similar, se verá reforzado por el estudio de las enseñanzas de Tzemaj Tzedek y en particular, por el estudio del comentario del Tzemaj Tzedek sobre el Rambam.
Cada judío debe saber que la Torá nos fue dada a cada uno de nosotros como herencia, tal como está escrito, "La Torá que nos ordenó Moshé es la herencia de la congregación de Iaakov". De manera similar, se acelerará la venida de la Redención por el cumplimiento progresivo de la mitzva de tzedaká. Por lo tanto, incluso antes del Seder, seremos redimidos del exilio y iremos junto a este triple lugar, "Casa de Plegaria", "Casa de Estudio" y "Casa de Buenas acciones" en la que ahora estamos, en nubes del cielo hacia el Tercer Beit HaMikdash ", el Santuario de Di-s establecido por Tus manos" y "será de Di-s la soberanía".
Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com