Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

Dvar Maljut Edición Extra - 19 y 20 de Kislev 5752 - Los mensajes semanales del Rebe de Lubavitch sobre la inminente llegada del Mashíaj

El tema de la Redención del 19 de Kislev, la "festividad de las festividades", está enfatizado en el versículo: "Rescataste en paz mi alma" (Tehilim 55:19) como se desprende de las palabras del Alter Rebe cuando fue liberado de prisión en su famosa carta: "Cuando leí en el libro de Tehilim el versículo "Rescataste en paz mi alma"...salí en paz". Esto incluye la explicación básica del versículo completo: "Rescataste en paz mi alma de quienes me enfrentaban pues muchos estaban conmigo", que fue dicho por el rey David luego de la victoria en sus guerras, que fue en mérito de los muchas personas que estuvieron en su ayuda rezando por él, incluso la gente de Abshalom rezaba por el triunfo de David.
Esto abarca también y de forma fundamental, el rescate del Mashíaj, la victoria del
rey de la Casa de David y de la simiente del rey Shlomo que "libra las batallas de Di-s hasta vencer", como explica el Miteler Rebe que el verdadero concepto de "Rescataste mi alma en paz" se refiere a la era del Mashíaj. Sumada a esta explicación, encontramos la explicación de los sabios del Talmud sobre este mismo versículo: "Dijo el Santo Bendito Sea: "Toda persona que se dedica a la Torá, a los actos de benevolencia y reza con el público, Yo lo considero como si me rescataría a Mí y Mis hijo de entre las naciones del mundo" (Berajot 8:A), que se refiere al rescate de la Shejiná (Presencia Divina) y el pueblo de Israel, que se encuentran juntos en el exilio y son redimidos juntos.
2. Sobre la relación de todas estas explicaciones sobre un mismo versículo (la liberación del Alter Rebe, la Redención del rey David, la Redención del Mashíaj, la Redención de la Shejiná junto al pueblo de Israel) debemos decir: El contenido de la liberación del Alter Rebe el 19 de Kislev es la difusión de los manantiales del Jasidismo hacia afuera, ya que el principal proceso de expansión del Jasidismo comenzó con su propia liberación de la prisión de Petersburg y como es sabido, lo que traerá al Mashíaj es la difusión de estas enseñanzas hasta los confines de las tierra, que traerá finalmente el rescate de Hashem y sus hijos. En mayor profundidad, la difusión del Jasidismo es la revelación del conocimiento de Divinidad en el mundo y cuanto más se revela este conocimiento, más nos acercamos al tiempo que "se llenará la tierra del conocimiento de Di-s, como las aguas cubren la superficie del mar".
3. Hay que decir, que la llegada del Mashíaj por medio de la expansión del interior de la Torá, el Jasidismo, está aludida en la continuación del versículo que venimos estudiando: "pues muchos estaban conmigo". La palabra "muchos" enseña sobre que aún los judíos no se agruparon y unieron sino que están en un estado disociado. Pero a pesar de ello, "estaban conmigo", con el Mashíaj y con Di-s, Bendito Sea, por el lado de lo más profundo de sus almas, el nivel de Iejida que en término globales es el alma del Mashíaj y su nombre alude a su fusión con el "Iajid", el "único", una referencia a la Esencia Divina. Y estos "muchos" continúan revelando la unicidad de Di-s en el mundo (un lugar fragmentado, desunido) por medio de dedicarse y difundir la Torá, en particular el nivel Iajid de la Torá, su dimensión interior, el Jasidismo, en el cual se reveló la luz de la Torá, como se enfatiza en la palabra con la que se identifica a la Torá: "Oraita" que significa Or aita, la luz que viene, no solamente una revelación a distancia, sino la luz viene y se revela en cada lugar. Oraita es una palabra en arameo que es el lenguaje mediador entre el sagrado hebreo y los 70 lenguajes de las naciones y nos muestra también la expansión y llegada a todas las naciones, que es el objetivo de la expansión del Jasidismo. Y a pesar de estar "diseminados y separados" tienen activado el nivel de Iejida de sus almas con el cual se produce "Rescataste mi alma en paz", la Redención verdadera y completa a través de nuestro justo Mashíaj.
4. Nuestros sabios enseñaron: “Abrimos con bendición”. Esta declaración coincide especialmente en este momento, en los días que siguen (y continúan) la celebración de Iud-Tet Kislev (19 del mes de Kislev)Rosh HaShaná del Jasidismo. Y fundamentalmente especial, ya que este año, Iud-Tet Kislev cae el mismo día que sucedió originalmente (19 de Kislev del año 5559/1798), un martes, el día en que la expresión "Y Di-s vio que era bueno" se repite dos veces. Y continúa el 20 de Kislev, un día miércoles, cuando se "colocaron las luminarias". 
5. Lo anterior se ve reforzado por la naturaleza única del año presente, "Shnat Tmima", un año íntegro pues tiene 13 meses y un "Shnat Shelema", "un año perfecto", pues los meses de Jeshvan y Kislev tienen 30 días de duración. Esto implica que cada aspecto del año posee una dimensión de perfección.  Así, este año tiene 385 días, el mayor número de días posible.
Además, es un año en el que esperamos, y estamos seguros, que Di-s cumplirá el deseo sincero de todo el pueblo judío y traerá la Redención verdadera y completa. Hemos visto muchas virtudes en este año y como cada uno supo y percibió por sí mismo muchos acontecimientos que sucedieron y siguen aumentando progresivamente que muestran la llegada de la Redención. Este deseo es todo lo que es más relevante cuando muchos judíos se reúnen, porque entonces la Presencia Divina descansa entre ellos. Esto, a su vez, aumenta su poder para provocar el cambio.
Además, lo anterior también se ve reforzado por la naturaleza única del presente año, "un año lleno de maravillas" y de hecho, "maravillas en todas las cosas". Este último término se refiere a la triple expresión de bendición asociada con la bendición Divina recibida por cada uno de nuestros patriarcas: bakol Abraham, mikol Itzjak, kol Iaakov, bakol mikol kol, cuyo valor numérico coincide con la palabra hebrea קבץ "kabetz" que significa "reunión de diásporas". Esto se relaciona con cada judío, porque cada judío es el heredero espiritual de los patriarcas. Sin tenerse en cuenta, su estado espiritual, cada judío recibe todas estas bendiciones, ya que se otorga una herencia a un heredero independientemente de su estado particular.
6. Estas bendiciones se harán realidad cuando “los justos morarán en Tu presencia”. El último término se refiere a Eretz Israel, “la tierra en la que están los ojos de Di-s, tu Di-s desde el comienzo del año hasta el final del año" y más particularmente a Jerusalén, y al Beit HaMikdash, "el Santuario del Señor, establecido por Tus manos".
En los mundos espirituales, el Beit HaMikdash ya está en su lugar listo y terminado. Y en un futuro muy cercano, descenderá al mundo material con la Redención definitiva, dirigida por Mashíaj. Esto será posible gracias a los preparativos de "La Era de Mashíaj", el período de tiempo en el que nos encontramos actualmente, pues "Ya han pasado todos los tiempos señalados para la llegada de Mashíaj" y como dice el Rebe anterior "hemos lustrado los botones" y se ha completado todo el servicio necesario. Todo lo que hay que hacer es abrir nuestros ojos y podemos ver que la Redención ya está aquí. Y así, podemos pasar a la era en que en palabras de Maimónides "la ocupación de todo el mundo será únicamente conocer a Di-s".
Lo anterior se verá reforzado por la distribución del dinero que se dará como Tzedaká y por la influencia de Iud-Tet Kislev, un día asociado al versículo: "Rescataste mi alma en paz". 
Que sea voluntad de Di-s que haya un aumento en los tres columnas de servicio a Di-s: La Torá, la plegaria y los actos de bondad y debe comenzar inmediatamente después de este farbrenguen, reunión jasídica. Y debe seguir con el espíritu de Januca, continuar creciendo y avanzando, agregando luz en todos los asuntos asociados con "la lámpara de la mitzvá y la luz de la Torá".
Además, estos aumentos deberían estar "en el exterior de la entrada a la casa de uno", es decir, la luz producida debe iluminar no solo la casa de uno, sino también el mundo en genera,l de una manera "pirsumei nisa", dando a conocer así el milagro de Januca. Y todo esto debe ser a la manera de "mehadrin min hamehadrin", "aquellos que realizan mitzvot de la manera más hermosa y precisa posible".  Esto se verá reforzado por el estudio de las leyes de Januca y la enseñanza de estas leyes a otros. 
Y estas actividades acelerarán la llegada de la Redención definitiva, cuando todos los judíos se unirán a nuestro farbrenguen en todo el mundo y iremos juntos a Eretz Israel, a Jerusalem y al Beit HaMikdash. Todos los judíos dispersos en todo el mundo se reunirán en nuestra Tierra Santa. Y la unidad que existe entre los judíos se reflejará en la unidad entre ellos mismos y Di-s establecida por medio de la Torá.
Debemos aprovechar la influencia positiva de Iud-Tet Kislev; una influencia que crece año tras año. Y será ampliada por la mitzvá de tzedaká que seguramente continuará creciendo y aumentando. 
La principal virtud del 19 de Kislev este año (5752), es que viene luego de completarse el año 89 (Nota del editor: 89 son los años que tiene el Rebe de Lubavitch al hablar estas palabras), que es el valor numérico en hebreo de la palabra פדה "Pada" (rescataste), pues ya se completó el rescate de todas las cosas que impedían la llegada de David, el rey Mashíaj, del concepto que expresa el versículo "pues avergonzaron las pisadas de tu ungido" (Tehilim 89) y lo fundamental es que de inmediato se cumple en la práctica real el versículo "Rescataste mi alma en paz...pues muchos estuvieron conmigo" (Tehilim 55), es decir: Cada judío está "conmigo", con David, el rey Mashíaj y con Di-s, Bendito Sea, en particular, en estos días, la era Mesiánica, en la cual nos encontramos ahora, y debemos solo abrir los ojos y entonces veremos que se encuentra ya la Redención verdadera y completa y todos los hijos de Israel, están listos en todos los detalles, para acercarse y sentarse a la mesa de la Redención, una mesa lista con todos los manjares y todo el bien, empezando de las cuestiones de la redención, Leviatán, el toro primigenio y el vino añejado desde el Génesis, y lo principal será conocer a Di-s, pues se "llenará la tierra del conocimiento Divino como las aguas cubren el mar".

Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com

Visitas