Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina
\

__________________________________________________

Un cuento del Baal Shem Tov para la mesa de Shabat

En la época del del Baal Shem Tov (1698-1760), primer Rebe del Jasidismo Global, en el pueblito de Medzhybuz, Ucrania, Ruben prestó una suma sustancial de dinero a su amigo, Shimon. Cuando Shimon falleció de manera repentina, Ruben pidió a sus herederos el pago del préstamo, pero ellos se rehusaron. Aparentemente ellos no tenían idea acerca del préstamo y no estaban dispuestos a entregar su humilde herencia sin alguna prueba. Ellos llevaron el asunto ante un tribunal rabínico. Ya que no existía ningún documento ó testigo para verificar el préstamo, el tribunal falló a favor de los descendientes de Shimon, aun cuando Shimon era bien conocido como un hombre honesto y sincero. Todos los que conocían el caso sintieron una sensación de injusticia,
pero nada se podía hacer. El veredicto del tribunal era correcto a la luz de la Ley de la Torá. Entre las personas que conocían del caso y que reconocieron la injusticia, algunos decidieron acudir y cuestionar al Baal Shem Tov al respecto. Su pregunta fue la siguiente: Si la Torá es sinónimo de la verdad, de la verdad real, entonces, como se podía dar una situación en la cual, al seguir su ley, esto resultase en una injusticia tan obvia? En una vida anterior, explicó el Baal Shem Tov, Shimon prestó a Ruben una cantidad exacta a esta y el también falleció antes de pagar el préstamo. La inversión de la suerte en el caso actual, que vemos como una injusticia, es de hecho el arreglo de cuentas de una vida previa de estas dos almas. El Baal Shem Tov explicó que un veredicto derivado de la Torá es, de hecho, un veredicto verdadero, aún cuando aparente contradecir la realidad que percibimos. La realidad que vemos es solamente parte de la historia. La verdad de un veredicto de la Torá es real de acuerdo con muchos factores, que cubren varias capas de la realidad, algunas de las cuales están mas allá de nuestro alcance. En la era Mesiánica, a través de las enseñanzas de Mashiaj, seremos capaces de comenzar a apreciar esta multidimensional cualidad de la sabiduría de la Torá.