Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Una carta del Rebe de Lubavitch. Pesaj ayer y hoy

Con la ayuda de Di-s
Habiendo ingresado a la semana de Jag HaMatzot, época de nuestra liberación, es éste el momento indicado para profundizar en los temas de Pesaj por lo menos en algunos aspectos. Ante todo, en el punto central, que la salida de Egipto, es decir, la liberación del exilio egipcio, está ligada a la liberación total del actual exilio diaspórico - la Gueulá Shelemá. Como está escrito: como en los días de tu salida de Egipto te mostraré maravillas. Di-s asegura al pueblo judío, que tal como ocurrió en los días de la salida de Egipto,
mostrará maravillas también en la redención final, en la verdadera y completa redención a manos de Mashíaj Tzidkeinu. Al respecto dicen también nuestros Sabios z”l: en Nisán fueron liberados y en Nisán serán liberados. Tal como la primera redención tuvo lugar en el mes de Nisán, así también la última redención del actual y último exilio diaspórico tendrá lugar en Nisán. Y tal como explican nuestros Sabios, las maravillas de la redención final superarán a las maravillas de la salida de Egipto. Es conocida la pregunta: ¿Por qué está escrito en el texto bíblico como en los días de tu salida de Egipto, en plural, cuando en realidad la salida de Egipto tuvo lugar en un sólo día? Como está escrito con respecto al precepto de recordar la salida de Egipto: recuerda este día (en singular), cuando saliste de Egipto.
Una de las explicaciones de ello, es que desde el día en el cual los judíos huyeron de Egipto, salieron de la categoría de esclavitud y se convirtieron en hombres libres. Sin embargo, el paso de la esclavitud a la libertad no es algo que se concreta de una vez, sino una acción continua; exige un pensamiento periódico y constante en el significado de salir de la esclavitud a la libertad y en extraer de ello las conclusiones correspondientes, conclusiones que se tienen que traducir no sólo en pensamientos y palabras, sino fundamentalmente en un profundo y penetrante sentimiento que abarque a la totalidad de la persona, hasta llevar a actos concretos, en todos los detalles y minucias de la vida cotidiana. Por lo tanto, a pesar de que la salida de Egipto de todos los judíos y de cada judío realmente tuvo lugar en un día - sin embargo la verdadera y completa liberación, la liberación espiritual, también de los condicionamientos y limitaciones es un tema de meditación y recuerdo diarios. Como está escrito en cada generación y en cada día el hombre debe verse como que él hubiera salido hoy de Egipto. Esto condice con el deber de recordar la salida de Egipto a diario y un recuerdo como la Torá exige, en la tónica de “son recordados y hechos”, recordados de manera tal que también se haga, como se puntualizó a menudo.
Un punto en especial común a ambos, a la liberación de Egipto y a la futura redención, pronto en nuestros días, radica en que se trata de una redención de todo el pueblo judío: tal como en la salida de Egipto no permaneció en el Exilio ni un sólo judío, así también será cuando Mashíaj Tzidkenu nos saque del exilio diaspórico: ni un sólo judío, hombre, mujer o niño, permanecerá en el exilio. Y de la liberación de la comunidad llegamos a la liberación del individuo, ya que como se explicara, un individuo es también una comunidad, un mundo entero, compuesto de un alma y de un cuerpo, con muchas y diferentes fuerzas, espirituales y materiales, abiertas y ocultas, que se expresan en pensamientos, palabra y acción - no permanecerá detalle alguno, de ningún individuo, en el Galut, y se alcanzaría un estado de verdadera y completa liberación, en todos los detalles y aspectos.
La futura y completa redención, tanto global como individual depende de nuestros actos y nuestro servicio - los actos y servicio al Altísimo de todos y cada uno de los judíos en el transcurso del galut, y en especial en la última época del exilio diaspórico, Ikveta de Meshija, de los talones del Mashíaj. Y siendo que siempre está vigente la promesa de que Di-s lo ayuda- el Altísimo apoya al hombre en cada cosa buena que está decidido a realizar y le concede las fuerzas necesarias para ello. Cuánto más en la época cuando nos acercamos realmente a los días de “les mostraré maravillas”, maravillas también en lo que respecta y a la medida del “Di-s lo ayuda”. Otro punto que encontramos tanto en la liberación de Egipto como en la futura redención, es en el anhelo y el accionar del judío para cumplir su misión Divina en la medida más completa - tanto en su carácter de individuo, que es un mundo entero, así como siendo parte de todo el pueblo. De ese pueblo eterno compuesto de todas las generaciones de judíos hasta el final de los tiempos, como se explicara extensamente en la carta anterior. Y en eso mismo hay tiempos diferentes; un momento donde el énfasis es mayor en el accionar como individuo, y otro cuando el acento es puesto en el activar como parte de la comunidad.
Generalmente en la Salida de Egipto se acentúa el concepto de comunidad - los judíos como un pueblo y como los ejércitos de Di-s. A pesar de que al iniciarse el exilio egipcio y también luego de la salida de Egipto y la entrega de la Torá encontramos un énfasis en la subdivisión de los judíos en diferentes familias, tribus, banderas, Cohanim, Levitas e Israelitas, etc., y en eso mismo la subdivisión en las diez categorías de “los dirigentes de tribus... hasta tu aguatero”.
De la misma manera también en la redención futura, el énfasis está puesto en la unificación y unidad de cada individuo con todos los demás en un todo. Como lo destaca el versículo: “Una gran comunidad volverá aquí”. Y como dicen nuestros Sabios en el Midrash: “Israel no será redimido hasta que no se conviertan todos en una unión”. 
La enseñanza práctica de ello, puesto que la acción es lo fundamental, es que en lo que respecta a nuestros actos y servicios vinculados directamente con esta redención, la redención completa, el judío debe estar imbuido con el anhelo y acciones que se concentren fundamentalmente en expresar abiertamente como todos los judíos constituyen un pueblo, am ejad, incluso cuando se es aún disperso y fragmentado entre las naciones. Un pueblo que es, goi ejad baaretz, que quiere decir que su unidad se expresa no sólo en los temas espirituales, como rezar en comunidad, estudiar Torá en público y similares, sino también en los aspectos materiales y terrenales, como la comida y la bebida, el comercio, el sustento, etc. En todos los temas, en todos tus actos y en todos tus caminos se ve de que se trata de un pueblo. Esto se logra cuando cada individuo judío se une con todos los judíos restantes a través de que también todos sus temas materiales se realizan en base a Torat Emet, la Torá de la Verdad, la misma para todos y cada uno de los judíos. Entonces, las diferencias existentes entre “las cabezas de tribus y el aguatero” no sólo que no molestan, jas veshalom, a la unión, sino por el contrario, esta diferencia es utilizada para completar el uno con el otro y entre todas las categorías y tipos. Esto, a su vez, permite lograr la perfección de cada individuo en su carácter de ser un mundo entero conjuntamente con la máxima expresión de ser un pueblo, ambos en la más completa medida. Este, como se mencionara, constituye una condición fundamental para la completa redención, realmente pronto.
Este punto se destaca ya en el comienzo de Jag Hamatzot, en el Seder de Pesaj, el que está ligado con comer (Matzá) y beber (las cuatro copas), y se encomendó en relación a los cuatro hijos: reunimos a todos los hijos alrededor de la mesa del Seder y realizamos con ellos el Seder de Pesaj como manda la ley. Entonces, a pesar de que en un principio constituían cuatro diferentes tipos de hijos: uno sabio..., es decir cada uno es un uno en sí mismo, con una conducta propia, etc., cuando llevamos a cabo con todos ellos el mismo Seder, y les explicamos el significado de Pesaj, Matzá y Maror, de la salida de Egipto, de la esclavitud a la libertad, entonces se anula el individualismo separador y todos se fusionan en un uno. Al punto de finalizar el Seder con la proclama de - todos al unísono y a viva voz, con satisfacción inspiracional y alegría - la promesa Divina de “Leshaná habaá biIerushalaim”, el año que viene en Jerusalem! - y esto no constituye, Di-s libre, una contradicción con el “he de esperar cada día que llegue” - que esperamos cada día que llegue el Mashíaj - puesto que la intención de la proclama es que el próximo Seder tendrá lugar cuando peregrinemos a Jerusalem la ciudad Santa, al Sagrado Templo, “el Santuario de Di-s que prepararon Tus manos”, el tercer Templo que Di-s mismo ha de instaurar, pronto en nuestros días realmente, a continuación del día en curso - y veremos, con los ojos, como Yo Soy Di-s, tu Di-s que te elevó de la tierra de Egipto, ensancha tu boca y la llenaré, que el Altísimo que elevó de Egipto a cada judío en forma individual y a todos en conjunto, también ahora, cual en los días de tu Salida de Egipto, concretará todos los pedidos y necesidades, y en una forma de ensancha - hijos, salud y sustento (todos ellos en una manera) abundante, puesto que esto llega a través de que Hashem, Di-s de los Ejércitos brillará hacia nosotros con Su semblante, con el Brillo de Su Rostro, y como dice la conclusión del Salmo: Y lo ha alimentado con la grasa del trigo (refiriéndose a las necesidades) y con la miel (los placeres) de la roca lo satisface, con plenitud, saciando totalmente.
En concordancia con la promesa Divina de cual en los días de tu salida de Egipto te mostraré maravillas, con la verdadera y completa redención pronto realmente en nuestros días.
Con respeto y bendición para un Pesaj
Casher y jubiloso, época de nuestra liberación
Firmado: Menajem Schneerson
Colabora con la web y dona a través de PayPal al usuario vienemashiaj@gmail.com