Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Una historia con el Rebe de Chernobyl

Rabí (Menajem) Najum Twersky, el Rebe de Chernobyl (1730-1797), recorría los pueblos tratando de acercar a las personas al Todopoderoso. Un día, al llegar a una pequeña aldea, se dirigió a una hostería familiar para pasar la noche que era propiedad de un judío muy sencillo. En la mitad de la noche se despertó la señora del dueño y le dijo al marido: "Ve rápido al cuarto del Rebe que llegó hoy y fijate qué le pasa. Escucho llantos que vienen de su pieza, es nuestra obligación preocuparnos por la salud de nuestros hospedados". El hombre entró al cuarto del Rebe y lo vio sentado en el suelo llorando. ¿Qué le pasa, Rebe?... Está todo bien, contestó Rabí Najum, ¿Sabés por qué estoy llorando?
Porque estoy diciendo el Tikun Jatzot. En mi vida escuché semejante cosa, dijo el hostelero. Rabi Najum le preguntó: "¿Acaso no sabés que nosotros teníamos el Beit Hamikdash y que fue destruido?, ¿No sabés que desde entonces estamos en el destierro y rodeados de sufrimientos? Por eso lloramos por este destierro y rogamos por la pronta venida del Mashiaj. ¿O acaso tampoco querés que venga el Mashiaj y que subamos todos a Ierushalaim?". Las últimas palabras molestaron un poco al dueño de casa,  no entendíó lo que hablaba el Rebe y se sintió avergonzado al no saber nada: "No sé si queremos subir a Ierushalaim, me aconsejaré con mi esposa...". Fue y le contó todo a la esposa y ella le dijo: "Ve y dile que nosotros nos quedaremos aquí, no podemos asociarnos en el viaje a Ierushalaim, no tenemos con quien dejar a nuestras ovejas y gallinas..". Era tan sencillo este hombre, que no sabía dar un paso sin preguntarle a su esposa. Cuando el hombre volvió con los dichos de su señora, Rabí Najum le preguntó, ¿Y qué van a hacer si vienen los bandidos (que abundaban en ese lugar) y les roban todas sus pertenencias?, ¿Alguien puede asegurarles que después de que ellos pasen por aquí ustedes queden con vida?...El hombre, nuevamente sin respuestas, volvió a pedirle permiso al Rebe para consultar la situación con su señora y ésta le mandó a decir: si es así, que el Mashiaj se los lleve a los bandidos a Ierushalaim y nosotros nos quedaremos acá......
¿Acaso nosotros esperamos en verdad la llegada del Mashiaj? Seguro, pero también queremos que mientras tanto, nuestra situación particular esté cada vez mejor. Que nuestra vida espiritual sea "rica", que podamos crecer espiritual y materialmente. Queremos que no haya más guerras. Queremos que no haya pobreza. Que tengamos salud... Pero como todo esto que queremos, lo queremos aunque el Mashiaj no llegue, puede ser que nos estemos conformando sólo con esto. Entonces, ¿Somos realmente diferentes a la pareja de hoteleros?

Colabora con la web y dona a través de PayPal al usuario vienemashiaj@gmail.com