Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

La revelación de la identidad del Mashíaj, similar a la aparición de Moisés como libertador

¿Qué sabemos nosotros sobre la identidad del Mashíaj? ¿Que clase de personalidad (si es posible expresarse así) es él ? De las fuentes de la Torá aparece su imagen como una personalidad gigante, elevada y mayor que el resto de los grandes líderes de todas las generaciones.
Sobre el versículo en el libro de Ieshaiahu (52.13): "he aquí tendrá éxito mi siervo, se elevará, enaltecerá y alzará mucho", dice el Midrash: "Este es el rey Mashíaj, que se elevará por sobre el patriarca Abraham, enaltecerá más que Moisés y se alzará más que los ángeles servidores"......."se alzará mucho" alude también a
que el Mashíaj estará en un nivel superior inclusive que el primer hombre, Adam, pues "mucho" y "Adam" tiene las mismas letras en hebreo. Vemos también que el Mashíaj no llegará de una sola vez a estos niveles. Él mismo irá progresando a la medida que avance el proceso de la redención, hasta llegar a la cúspide de la plenitud. Sobre el versículo en el libro de Tehilim (2:7): "Yo hoy te hice nacer", que se relaciona con el Mashíaj, está escrito en el Midrash Tehilim que en el momento de la Gueulá, será el Mashíaj como un hombre que nace de nuevo, pues le serán otorgadas nuevas fuerzas: "Cuando llegue su momento, les dirá a ellos el Creador, es mi responsabilidad generar una nueva criatura". Entonces el Mashíaj mismo se transformará hasta ser una "nueva criatura" en el proceso de la redención.
En los libros de Cabala de Rabí Jaim Vital los temas están planteados de forma más explícita: "El rey Mashíaj será con seguridad un justo nacido de una relación de hombre y mujer, pero en aquel día se engrandecerá su justicia....y entonces en aquel día, en el tiempo final, será el alma del alma de él, que está colocada en el Gan Edén, dada a este hombre justo, entonces merecerá ser el libertador. Prácticamente el mismo fenómeno que sucedió con Moshe Rabeinu -Moisés-, él nació normalmente y fue desarrollándose hasta completar las partes de su alma. Por ello el versículo dice: "Yo hoy te hice nacer" refiriéndose al alma del alma que nacerá entonces.
El Jatam Sofer (Rabí Moshe Sofer 1762-1839) escribe unas palabras en la misma línea de investigación: "Así como Moisés, el primer redentor, que llegó a los 80 años y no supo ni sintió por si mismo que sería el libertador de Israel...así será con ayuda de Di-os con el último redentor...cuando llegué el momento, se revelará a él, Di-os Bendito Sea, entonces se le sumará el alma del Mashíaj, oculta y reservada en las alturas hasta su llegada...este hombre justo no sabe por si mismo... pero cuando llegue con ayuda de Di-os el momento, tendrá una revelación como la tuvo Moisés frente al zarza ardiente.
Vemos entonces que es un proceso paulatino, cuando un líder justo de Israel que inclusive no sabe que es el Mashíaj ascenderá mas y mas, recibiendo fuerzas superiores hasta que se despierte en el alma del Mashíaj resguardada en las alturas celestiales, entonces él conocerá su verdadera identidad, pero el pueblo no la sabrá plenamente hasta que llegue a la cima de su desarrollo.
El Mashíaj será rey, también profeta y guía. Maimónides describe su identidad en dos lugares: Primero en el Mishné Torá al final de las leyes de reyes, donde lo describe como un rey que "medita en la Torá y se ocupa de las mitzvot como David su padre", hace retornar al pueblo judío a su identidad, lucha contra las naciones del mundo que afligen a Israel y al final logra rectificar al mundo para que cesen las guerras y se unan en conjunto al servicio Divino". El segundo lugar también es el Mishné Torá, pero en las leyes de Teshuvá -retorno-. Allí lo describe como un gran profeta y guía: "Este rey que se establecerá de la simiente de David, es un gran sabio, más que el rey Salomón, un gran profeta a la altura de Moisés, por ello enseñará a todo el pueblo el camino Divino. Estos dos lugares representan dos épocas de la era Mesiánica: En la primera, cuando el Mashíaj necesite devolver a Israel a su propia identidad, eliminar la amenaza de las naciones, entonces se verá el aspecto de "rey" del Mashíaj. En cambio cuando el mundo encuentre el equilibrio y ascienda, no será tan necesario el enfoque de "realeza" del Mashíaj, entonces se revelará plenamente el lado "profeta" o "rabino" que hay en él, llevando al pueblo a ser "grandes sabios conocedores de temas secretos captando el conocimiento del Creador de acuerdo a la capacidad humana".


Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal