Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del
Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch
ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por
Centro Leoded - Jabad Argentina

__________________________________________________

¿Qué es el fin del mundo? La "destrucción" del mundo según el judaísmo

En el Talmud, tratado de Sanhedrín (97:A) aparecen las palabras de Rab Katina: "Seis mil años existirá el mundo y el séptimo se destruirá". Las palabras concuerdan con el concepto de que el mundo fue creado en ciclos de siete elementos, 6 días de la semana y el séptimo día, Shabat. Seis años de trabajar la tierra y el séptimo Shemitá. Lo mismo en la Creación global, seis mil años con la característica actual y el séptimo milenio "destrucción".
¿Qué significa que en el séptimo milenio habrá una "destrucción" ?. ¿Acaso realmente la explicación es que el mundo se destruirá ?. Hay varias profundizaciones en la Torá sobre este tema,
el Raavad (Rabí Abraham ben David) en un análisis sobre las leyes de Teshuvá de Maimónides (Capitulo 3), dice en este milenio el mundo retornará al "tohu vabohu", al caos. La mayoría de los sabios y entre ellos los cabalistas, sostienen que no hay que explicar el concepto de forma literal como una destrucción concreta, sino la intención es describir un nuevo mundo distinto al conocido hasta ahora. Rabí Iosef Caro en Maguid Mesharim dice: "Estará destruido de cuestiones mundanas y banales", un mundo sin "ietzer hará", sin mala tendencia. En el Jasidismo se estudia esta última idea, por la cual el mundo continuará existiendo, pero será esencialmente distinto. No solo que el mundo no llegará al fin sino que en la nueva etapa llegará la recompensa por la tarea de los seis milenios. En libro Tania (capítulo 36) están traídas las palabras del Ariza"l: "La recepción de la recompensa es primordialmente en el séptimo milenio". El Zohar (Vaierá 1 117A) dice que "todas las revelaciones de las sabidurías, tanto la sabiduría de la Torá, como la sabiduría secular, al final del sexto milenio, están destinadas para la corrección del mundo superior en el séptimo". Entonces llegará la existencia a la cima de la plenitud y elevación. La comparación a otros "séptimos" nos proporcionará percibir mas este fenómeno. El Shabat (séptimo día) no destruye ni derrumba lo que se construyó los seis días de la semana sino lleva las cosas elaboradas a su perfección. De la misma forma la "Shemitá" (séptimo año) está destinada a llevar a la persona y a las tareas del campo de los seis años que la precedieron a un nivel superior de perfección y espiritualidad. Así también el séptimo milenio está destinado a elevar al mundo a la categoría de "Shabat". Un mundo mas espiritual que revelará la verdad Divina en su brillo completo. El séptimo milenio viene después de la era Mesiánica y después de Tejiat HaMetim (resurreción de los muertos) que sucederán todavía en el sexto milenio. Así describe Rabenu Bejaie (Vivió en Zaragoza entre 1255-1340): "El séptimo día equivale al séptimo milenio, que será todo reposo y descanso para vida eterna. Es luego de la era Mesiánica y Tejiat HaMetim, las personas que revivirán y tendrán el privilegio de vivir y gozar de forma física y espiritual eternamente.
De acuerdo a todas estas fuentes concluimos que la época futura se divide en tres partes centrales: 1-Iemot HaMashíaj (Era Mesiánica) que básicamente es una situación de un mundo equilibrado que vive en paz y de forma unida sirve al Creador. 2-Tejiat HaMetim (resurrección de los muertos) donde cambiará el orden natural del mundo, revivirán los muertos y el mundo se elevará a una categoría mayor de espiritualidad y santidad, entonces se cumplirá el objetivo de la Creación de hacer de este mundo una morada para Di-s. 3-El séptimo milenio. A la luz de todo esto entendemos el significado de las palabras del Talmud sobre el fin del mundo físico. Será el fin de los límites y los cercos, los ocultamientos y las impurezas. Será un mundo puro y espiritual en el que se revelará el Creador en toda su esencia y honor, donde el pueblo de Israel recibirá la recompensa destinada desde un principio.
Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal