Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

Los auténticos decadentes. La generación judía previa a la llegada del Mashíaj.

Mar Chiquita - Provincia de Buenos Aires
El descenso de las generaciones, es un concepto real del judaísmo. La generación de los patriarcas, fue una generación muy elevada. Luego vino la generación del desierto, siendo un poco mas baja, pero todavía es considerada una "generación que posee conocimiento". Luego llegamos a la generación de los profetas, que concluye antes de la destrucción del Templo. Mas tarde los tanaítas, quienes poseían poderes mayores a los amoraítas que vinieron a continuación. Luego llegó el lugar de los gueoním, los "rishoním", "ajaroním" (diferentes transmisores de la ley) - y cada generación es considerada
en un nivel inferior a su anterior. De acuerdo a esta regla general deriva, que nuestra generación, la generación de los "talones del Mashíaj", es la mas decadente.
Y vemos, que justamente una generación huérfana como ésta, es la que recibirá al Mashíaj-Tzidkenu y será merecedora de todas las grandes revelaciones que traerá la Gueulá. No fueron merecedores ni los profetas, ni los tanaím, ni los amoraím, ni los rishoním o ajaroním y ninguna de las grandes generaciones pasadas, sino justamente nosotros, que quién como nosotros sabe nuestro pobre nivel. Entonces nos hacemos la pregunta, con el lenguaje de la guemará -¿La generación es meritoria?
Para esta pregunta tenemos varias respuestas: 
Un enano sobre un gigante - es como un enano sobre los hombros de un gigante. A pesar de ser enano, al encontrarse sobre un gigante puede ver a distancia mayor que el mismo gigante. Así también es nuestra generación: a pesar de ser una generación baja y pobre, pero desde que viene a continuación de otras tan grandes que la antepusieron, y hereda toda su Torá y su trabajo, por medio de esta fuerza podemos elevarnos a un nivel mayor que ellos.
El bien acumulado - a medida que las generaciones van pasando, el bien del mundo se va acumulando y creciendo. Ya que esta es la diferencia entre el bien y el mal - el mal no es una existencia auténtica, después de que el pecador recibió su castigo, no queda existencia del mal; el bien, en contraposición, es eterno y se va acumulando de generación en generación. Encontramos entonces, que justamente en nuestra generación hay una cantidad extraordinaria de bien, que se fue acumulando a través de las generaciones.
Quedaron los trabajos sencillos - a cada generación se le otorgó una función específica. A las primeras generaciones las mas pesadas y complicadas, por eso le fueron entregadas grandes fuerzas. Por medio de ella trajeron una gran cantidad de santidad al mundo e hicieron el trabajo esencial de purificar la oscuridad del mundo. Pero después de este gran trabajo quedaron cosas pequeñas, trabajos sencillos (como limpiar los escombros después de una construcción), y para esto no es necesario un nivel especial, es suficiente con personas simples como nosotros. Cuando nuestra generación concluya el trabajo, llegará el Mashíaj - no por nuestro mérito, sino por el de las grandes generaciones que se nos antepusieron.
La explicación en otro espectro, ve lo esencial en nuestra generación: en la que la inteligencia disminuyó y los corazones se cerraron; que vive en una oscuridad espiritual, que no tiene en quien apoyarse y en contraposición posee obstáculos para el cumplimiento de la Torá y las Mitzvot incluyendo el obstáculo mas grande sobre lo escrito: "no tengas vergüenza de quien se burla de ti"; y a pesar de todo cuidad los hijos de Israel con entrega la Torá y las Mitzvot - este generación es la meritoria para recibir al Mashíaj-Tzidkéinu.
Sobre el versículo: "y Moshé es el mas humilde de todos los hombres que existen sobre la faz de la tierra", explica Jasidut, que la esencial humildad de Moshé nuestro maestro era hacia nuestra generación, la generación de los "talones del Mashíaj". Cuando Moshé vio con su visión espiritual nuestra generación, todos los difíciles sufrimientos materiales y espirituales que soportará, y a pesar de todo se yerguen con entrega contra todos las tormentas y la gran oscuridad del final del galut, y continúan siendo fieles a la Torá y sus preceptos - sintió Moshé un sentimiento de humildad y anulación hacia ellos. En forma paradójica, ¡Posee nuestra generación un nivel especial justamente por el propio descenso de las generaciones!.

Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com