Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

Revelando a la Gueulá en la parshá Bereshit - La luz de la Redención


Basado en el Rebe de Lubavitch en sus libros Likutei Sijot Tomo 10 Bereshit 1 y Sefer HaSijot 5752 Toldot. 
Esta semana comenzamos a leer la Torá de nuevo. Estudiaremos los acontecimientos mundiales en el transcurso de los primeros mil años de la existencia y todo en una sola y única parshá: Bereshit. Esta sección nos enseña el relato de la Creación del mundo, Adam y Java, el pecado del árbol del conocimiento y sus consecuencias (la expulsión del Jardín del Edén), el pecado de Caín y Abel y el desencadenamiento de hechos hasta el punto tal, que Di-s rechaza su mundo y comienza el período de "empezar todo de nuevo".
Pero no siempre las cosas fueron tan "malas". El relato de la Creación del mundo en el principio de la parshá nos brinda un enfoque profundo sobre otro tipo de mundo, bueno y completo, un mundo que da gusto vivir en él, el mundo que Di-s quiso y quiere. Al inicio de la Creación, "aún antes de que todo haya sido creado", la Torá afirma que: "La tierra estaba caótica y desolada y la oscuridad cubría la superficie del abismo y el espíritu de Di-s flotaba sobre la faz de las aguas", "el espíritu de Di-s" es el espíritu del Rey Mashíaj (Bereshit Raba 2:4).
El Midrash allí explica que las palabras "caótica", "desolada", "oscuridad" y "la superficie del abismo" simbolizan a los cuatro "galuiot" exilios que atravesó y atraviesa el pueblo de Israel (Babilonia, Meda, Grecia y Edom) y la respuesta que derrota a ellos es "el espíritu de Di-s", la revelación futura del rey Mashíaj, el redentor definitivo. Esto a pesar de que se escucha bonito y es muy estimulante considerar el hecho de que hay un poco de luz al final del túnel, pero, ¿Por qué la Torá necesita insinuar y referirse a esto aquí y ahora? Ya, en el primer instante de la Creación, ¿Debe hablar sobre la oscuridad del exilio? ¿Es imposible esperar hasta el diluvio o el nacimiento de Esav, por ejemplo?
También sobre el siguiente versículo en la Torá se puede plantear un pregunta similar: "Y dijo Di-s que sea la luz y fue la luz" (Bereshit 1:3). Estas palabras de Di-s conforman la primera de las diez aserciones Divinas con las que el mundo fue creado. El versículo nos enseña, que antes que todo, antes del sol y la luna, del mar y la tierra, el hombre y el animal, ¡Di-s creó a...la luz!
El asunto sorprende, cada uno de nosotros entiende y sabe, que la existencia de la luz es para un tercero. No hay ninguna virtud e importancia en la existencia de la luz para sí misma, todo su beneficio y utilidad consiste en que las criaturas tienen provecho de ella y la utilizan. Siendo así, ¿Por qué Di-s creó a la luz antes que a todos los seres de la Creación? ¿Qué beneficio, objetivo o finalidad hay en haberla creado en este período de tiempo?
La pregunta se fortalece con vigor en el momento en que analizamos las palabras de los sabios sobre esta "luz mágica". La Guemará (Jaguigá 12A) y otras fuentes señalan que el momento de la Creación de la luz, Di-s observó y vio las acciones negativas de las siguientes generaciones y ¡decidió "en plena fiesta" que la luz debía ser ocultada! Y esto sucedió aún antes de que alguien la utilice. Siendo de esta manera, ¿Para qué creó Di-s a luz, fue en vano?
La Torá del Jasidismo, que constituye la luz y la luminaria de la Torá, abre una ventana de luz preciosa sobre todo el tema. Son conocidas las palabras del poeta: "Último en la Creación, primero en el pensamiento (de Di-s)". Una persona pensante y con lógica toma una decisión sobre un objetivo específico.  Antes de que comience a efectuarlo, debe clarificar el propósito y luego cuando éste es claro como el sol, puede llevarlo a la práctica por medio de la gestión y la acción. La persona es como Di-s, también Él creó el mundo de esta manera. En el principio de la Creación del mundo, Di-s fijó el propósito y luego comenzó con su realización.
Pero, ¿Qué significa "primero en el pensamiento"? ¿Cuál es el propósito del mundo? El propósito del mundo es "la luz", el propósito del mundo es "la luz del Mashíaj", la Redención verdadera y completa.
La luz es el objetivo inicial y definitivo de la Creación en su totalidad. El objetivo y la perfección de la Creación del mundo y del hombre fueron con la condición de que el hombre a través de su tarea, clarifique a la oscuridad del mundo (Olam, mundo en hebreo, proviene de Elem, ocultamiento) y la transforme en la luz de la Redención. Por esto, la luz fue creada el primer día y por ello aún antes de la Creación, estaba el espíritu del rey Mashíaj que "flotaba sobre la faz de las aguas".
Esta es una declaración de principios, un anuncio claro y contundente, es el prólogo necesario y obligatorio para informar a todos sin excepción, que el propósito general de la Creación, más allá de todos sus componentes y ramificaciones, más allá de sus vicisitudes y contratiempos, es "que sea la luz", lograr la llegada de la era del Mashíaj.
En el estilo dulce de Rabenu Bejaie: "A luz de este Midrash, estudiamos que Di-s Bendito Sea, en esta parshá relata al principio lo que sucederá al final y está escrito aquí para insinuar sobre el fin del tiempo en el principio del tiempo y enseñarnos que el objetivo del propósito de la Creación es la Era del Mashíaj, este es el significado de "primero en el pensamiento, último en la Creación".
Entonces, si la finalidad de la Creación es la luz, ¿Por qué Di-s la ocultó? Y lo hizo aún antes que pudiéramos contactarla...
La precisión gramatical del Midrash nos revelará la respuesta. Di-s no tomó o devolvió a la luz al caos y a la desolación, Él la ocultó. "Ocultamiento" significa que la cosa ciertamente se encuentra pero está oculta, la luz ocultada aún se encuentra aquí, junto a nosotros, está simplemente no a la vista. "La luz del Mashíaj" es parte integral del mundo, ¡el Mashíaj está con nosotros! Aquí en el tiempo y en el espacio del exilio, dentro de la "oscuridad", el "caos" y la "desolación" se esconde la luz eterna del alma del redentor. La "luz" no se fue, el Mashíaj no huyó, está solamente oculto, se esconde y nos abastece de fuerza para revelarlo por medio de acciones positivas que hacemos por él.
¿Y dónde Di-s ocultó a la luz? ¿De dónde extraemos la fuerza y la motivación para atraer y revelar a la luz dentro del ocultamiento y del exilio?
Dijeron los sabios que Di-s la ocultó en la Torá. La revelación de la luz de la Redención es por medio de la tarea actual de estudiar Torá y cumplir las mitzvot. Cada incremento, aunque sea de un pequeño instante, en el estudio de la Torá, fundamentalmente en los temas sobre la Redención, tiene el poder de darnos la fuerza para atraer y "descargar" a luz en el mundo y finalmente lograr la Redención.
Hay dos historias similares sobre la luz ocultada en la Torá, una de ellas, la contó el Rebe de Lubavitch en un farbrenguen de víspera de Rosh HaShaná de 1972. Una persona fue a ver al Baal Shem Tov y le preguntó en relación a su hijo que se hallaba a cientos de kilómetros del lugar. El Baal Shem Tov le respondió que lo observa a él en este momento en la ciudad de Breslev. Otra vez, vino una persona a preguntarle sobre la desaparición de sus toros, que eran la fuente de su sustento. El Baal Shem Tov abrió el libro del Zohar y le respondió donde se encontraban los toros. Cuando esta persona le preguntó que relación hay entre el estudio del Zohar y los toros, el Baal Shem Tov le contestó que con la luz que fue creada el primer día, Adam podía ver hasta el final del mundo y luego Di-s la ocultó a los justos y ¿Dónde la ocultó? En la Torá.

Colabora con la difusión de Mashíaj y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com

Dona a la campaña de difusión de Mashiaj

Colabora con la difusión de Mashíaj en todas sus áreas, web, redes sociales, apps, ciclos de conferencias, edición e impresión de libros.
Puedes donar a través de PayPal haciendo click aquí https://www.paypal.me/vienemashiaj o entrando a www.paypal.com o a la aplicación PayPal y donando al usuario vienemashiaj@gmail.com o haz click en la imagen

Visitas