Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

Descubriendo al Mashíaj en las parshiot Behar/Bejukotai - ¿El Mashíaj en mérito de quién viene?

Basado en el Rebe de Lubavitch en su obra Likutei Sijot, Tomo 32, Sijá 1 Bejukotai
¿Cómo la Redención puede llegar, si aún no hicimos Teshuvá?
Una importante moraleja que se aprende de una precisión gramática de Rashi
En las parshiot de esta semana, Behar y Bejukotai, se evalúa en gran medida el tema de la recompensa y castigo por el cumplimiento de las mitzvot, la mayor parte de la parshá Bejukotai describe con matices severos, las consecuencias amargas de la falta de cumplimiento de las mitzvot. Pero bajo la superficie, dentro un conjunto de versículos de los más dolorosos y angustiantes (externamente, por lo menos...) se oculta una esperanza verdadera y certera sobre el futuro brillante del pueblo de Israel en el tiempo de la Redención.
Al final de los versículos de las "maldiciones" de la parshá Bejukotai aparece el siguiente versículo: "Y recordaré Mi pacto con Iaakov e incluso Mi pacto con Itzjak e incluso Mi pacto con Abraham recordaré y a la Tierra recordaré" (Vaikrá 26:42). El Santo Bendito Sea Él, le asegura al pueblo de Israel que cuando llegue el momento, Él recordará la promesa y el pacto con los sagrados patriarca y Él redimirá a sus hijos, el pueblo de Israel, de este amargo exilio. Pero, aquí surge una pregunta simple sobre el texto básico,
una pregunta que ya formuló Rashi, el más grande de los sabios que explican el texto de la Torá.
¿Por qué los patriarcas fueron contados en sentido inverso en el versículo? Es decir, ¡vale la pena el pequeño Iaakov para esto y si no vale la pena, Itzjak está con él y si no vale la pena, Abraham está con él, que Él si vale la pena! (Rashi sobre el versículo).
Rashi explica porque nuestro padre Iaakov, que es el último según el orden de las generaciones, está mencionado en el versículo antes que Abraham e Itzjak: El motivo simple, nos enseña que incluso con el mérito de Iaakov es suficiente para redimir al pueblo de Israel y si no...entonces con seguridad, con la sumatoria del mérito de Itzjak (y con más razón, con el agregado del mérito de Abraham) vendrá la Redención!
Si prestamos atención bien al lenguaje de Rashi en su explicación, encontramos que el mérito de nuestro padre Abraham es el mérito más grande y más importante que se ubica al lado de la nación judía. Sin embargo, Iaakov es el "elegido de los patriarcas" e Itzjak es "una ofrenda completa", pero luego del análisis, el mérito de nuestro padre Abraham es el que tiene la capacidad de traer la Redención con una certeza total, sin ningún tipo de dudas, en absoluto.
¿Por qué? ¿En qué consiste la grandeza del mérito de Abraham por sobre los otros patriarcas? ¿Qué podemos aprender de esto hoy, víspera de la Redención? Si volvemos un versículo atrás e investigamos la explicación de Rashi sobre éste, descubriremos una discusión elemental e interesante que arroja luz sobre todo el tema. En el versículo 41 dice la Torá: "Quizás, entonces se doblegará vuestro corazón incircunciso y entonces será expiado vuestro pecado". ¿Cómo los hijos de Israel expiarán sus pecados? ¿Cuál es la cosa que provocará la expiación del pecado y la corrección del motivo del exilio?
A diferencia del Midrash que explica que "esto se refiere a la Teshuvá (al retorno a Di-s) del pueblo de Israel que traerá la Redención", Rashi explica que el pueblo de Israel "expiará sus pecados con sufrimientos". Esto significa, que la intención de la Torá al decir que "los sufrimientos del exilio son los que expiarán el pecado del pueblo", ¡es sin la Teshuvá (el retorno a Di-s) del pueblo de Israel!
De aquí podemos concluir, que así como la esencia de la expiación y limpieza del pecado no se provoca por medio de los actos de los hijos de Israel, sino a través de la acción del Santo Bendito Sea Él (trayendo sufrimientos...por favor, que ya hayan terminado!!), de la misma forma, también la Redención no se produce (tanto) por medio del pueblo de Israel, sino esta es una acción, una promesa y una ocupación del Santo Bendito Sea Él. ¡¡¡Él prometió y Él debe cumplir a cualquier precio!!!
La discusión básica entre el Midrash y Rashi es, ¿cuál es el motivo por el cual vendrá la Redención? De acuerdo a las palabras del Midrash, la Redención vendrá en mérito del pueblo de Israel que hará una Teshuvá completa y cuando las buenas acciones de los patriarcas se sumen a esto, con total certeza vendrá la Redención.
Pero Rashi explica que la Teshuvá por los pecados y transgresiones del pueblo de Israel no impiden la Redención. Y lo que traerá a la Redención es la esencia de nuestro mérito de ser hijos de Abraham, Itzjak y Iaakov, con los que Di-s concretó un pacto. Sin embargo, hay una necesidad de sufrimientos (los cuales ya soportamos suficiente...) para la ruptura del pecado.
A la luz de esta explicación, se entiende la virtud de nuestro patriarca Abraham por sobre el resto de los patriarcas, en traer la Redención. La causa por la cual, El Santo Bendito Sea Él fijó que Abraham, Itzjak y Iaakov sean los padres del pueblo de Israel, es en mérito de su entrega total, sacrificio y fuerte apegamiento con los que demostraron su fe en Di-s. Y si esta es la virtud de los patriarcas, se comprende la superioridad asombrosa de Abraham por sobre Itzjak y Iaakov. Él era el hijo de Teraj, nació entre idólatras y reconoció a su Creador por su propia capacidad sin un maestro y guía, hasta que entregó su vida al fuego en nombre de Di-s Bendito Sea Él.
El mensaje hacia nosotros, hoy es claro como la nieve...
Hay quienes preguntan: ¿Cómo la Redención puede venir ahora, justamente en una época en que muchos judíos no cuidan la Torá y las mitzvot?
Esta pregunta se deriva del error conceptual que la Redención vendrá solo cuando el pueblo de Israel transite el camino de la Torá. De la explicación de Rashi mencionada antes, estudiamos que la llegada de la Redención no depende de que el pueblo de Israel retorne a Di-s. Al contrario, la Redención debe venir de la esencia del hecho que somos judíos, sin considerar nuestra situación espiritual, ¡el pacto que concretó Di-s y la promesa que aseguró a los patriarcas es suficiente para traer la Redención!
Existe aquí también una enseñanza práctica sobre como recae sobre nosotros acelerar la llegada de la Redención. Debemos recordar en nosotros mismos e incentivar en otros, el hecho de nuestra esencia verdadera, ser hijos de Abraham, Itzjak y Iaakov. Cuando recordemos, sentiremos, viviremos y nos conduciremos de la forma que le corresponde a los hijos de los padres de la nación judía y ¡entonces la Redención vendrá ahora, ya mismo!
Culminamos con una historia que revela de forma maravillosa cual es la esencia de un hijo de Abraham, Itzjak y Iaakov.
Rabí Itzjak Nemes del barrio de Crown Heights era un comerciante de estampillas. Una vez recibió una propuesta del gobierno de Guyana (un pequeño país al norte de Brasil) para imprimir estampillas para el ministerio de comunicaciones local. Él se dirigió a pedirle una bendición al Rebe de Lubavitch, el Rebe lo bendijo con éxito y le entregó un billete de un dolar para tzedaká a "un judío que encuentres allí". Nemes era un jasid verdadero, y por ello, el negocio de las estampillas pasó a ser un tema secundario en relación al objetivo verdadero del viaje: Encontrar un judío y entregarle el dolar para tzedaká. Enseguida cuando aterrizó allí, abrió la guía de teléfonos y busco apellidos judíos, pero sin obtener resultados. A cada persona que le preguntaba, ésta respondía: "No hay judíos en Guyana". Nemes no se quiso desesperanzar y continuó la búsqueda hasta que alguien le dijo que acá vive alguien con el nombre de "Solomon" y que alguna vez fue judío...".
Cuando Nemes llegó a la casa de esta persona entendió lo que pasaba. Solomon estaba casado con una mujer no judía de la India y toda su casa estaba repleta de estatuas de idolatría, imágenes raras desde el piso hasta el techo.
Itzjak lo invitó a Solomon a acompañarlo al hotel donde se hospedaba. Se quedó a comer con él la cena de Shabat y le dio de beber del Kidush, probar un trozo de Jalá y lo fundamental, comer Guefilte Fish...
Ellos se sentaron un largo rato y entonces Itzak Nemes volcó su corazón y llenó de pasión a Solomon sobre el destino elevado del pueblo judío. Poco a poco Solomon fue abriendo su corazón y le prometió que iba a cambiar su camino. Pasaron algunos meses y Nemes retornó a Guyana. Sin aviso previo, golpeó la puerta de Solomon y pidió hablar con él. Solomon no estaba el casa y su esposa se dirigió a él con palabras duras: "Encontré debajo de la cama de mi marido una valija de buena marca, camisas nuevas y un pasaporte. Parece que él quiere abandonarme, escapar a los Estados Unidos y desarmar a la familia".
Cuando ellos finalmente se encontraron, Nemes le pidió que le explique que pasaba. Solomon se ofendió hasta lo profundo de su alma: "Yo no entiendo de lo que hablas, acaso no fuiste tú, que dijiste que tu Rebe dijo que un instante el Mashíaj viene y lleva a todos los judíos a la tierra de Israel! Y así, preparé la valija junto al pasaporte para que todo esté listo y preparado para el momento que venga el Mashíaj y yo también tenga el mérito de ascender a la tierra sagrada de todos los judíos!".

Colabora con la difusión de Mashíaj y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com

Dona a la campaña de difusión de Mashiaj

Colabora con la difusión de Mashíaj en todas sus áreas, web, redes sociales, apps, ciclos de conferencias, edición e impresión de libros.
Puedes donar a través de PayPal haciendo click aquí https://www.paypal.me/vienemashiaj o entrando a www.paypal.com o a la aplicación PayPal y donando al usuario vienemashiaj@gmail.com o haz click en la imagen

Visitas