Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

La noticia de la llegada del Mashíaj, Parshat Shemini, 26 de Nisan 5751 - 10 de Abril de 1991 (Parte 1)


El profeta Mijá compara las maravillas de la Redención final con las maravillas de la salida de Egipto. En la siguiente charla, pronunciada por el Rebe a fines del mes de Nisan, durante el cual, las secuelas de la guerra del Golfo Pérsico, como el destino de los prisioneros de guerra y los reclamos de reembolso monetario por los daños causados por la guerra, estaban siendo negociados, el Rebe compara uno de los milagros que tuvo lugar en el éxodo de Egipto, cuando los primogénitos egipcios hicieron la guerra contra sus compatriotas egipcios con el fin de liberar a los judíos de Egipto, con su equivalente en los milagros que indican el comienzo del Redención final, cuando las propias naciones del mundo eliminaron una amenaza de la nación judía, así como varios otros milagros.

“Como en los días de tu salida de Egipto Les mostraré maravillas”[1]:
Todos pueden observar abiertamente como los milagros de la salida de Egipto se reflejan ahora en la victoria de estos días, tanto en la esencia de la victoria, como en el tiempo en que ella ocurrió, específicamente, en los días auspiciosos del mes de Nisan.
...Incluso antes de la festividad de Pesaj aconteció [el milagro de] “El que golpea a Egipto por medio de sus propios primogénitos”[2]. Los “primogénitos” de las naciones del mundo (incluyendo a Egipto y a los países árabes cercanos a éste), -de acuerdo a la decisión de sus representantes en las “Naciones Unidas”[3]-, atacaron en guerra y golpearon a “Egipto”, el enemigo de los judíos, (llamado Egipto pues en hebreo es “Mitzraim”, que significa opresión), el “opresor”[4] de Israel, Di-s libre.
Y en el día de Purim de este año, -el año en el que Les mostraré maravillas-, sucedió la victoria (tal como la declararon las naciones del mundo) y su caída, de una forma de “El que golpea, etc.” (No “mata”) y justamente con la intermediación de no judíos (“sus propios primogénitos”), que lo reprimieron, lo humillaron y lo obligaron a él a arrepentirse por sus acciones hasta ese momento.
Él se vio obligado a reconocer, aceptar y cumplir todas las órdenes, indicaciones y exigencias que le dieron a él sus “propios primogénitos”: Liberar a parte de los prisioneros de guerra y también cumplir el resto de las cosas que le requirieron.
Y luego hubo una continuidad de esto, en el mes de Nisan y dentro de éste, en los días de Pesaj, “el tiempo de nuestra libertad. Los “propios primogénitos”, las “Naciones Unidas” siguieron con su reprimenda y humillación a él:
Durante los días de Purim y luego de estos, todavía no se sabía cómo sería la continuación de esto, hasta donde lo humillarían y dañarían a él, cuán fuerte permanecería, cuánto tendría que reconocer y pagar y cómo él cumpliría todos los requisitos o si debía ser forzado por otros a cumplirlos. Luego en los días del mes de Nisan, en los días de Pesaj, los “propios primogénitos” emitieron una reprimenda fuerte y una decisión concluyente con condiciones severas (sumada a las directivas previas) sobre como “Sadam” debía comportarse y también observar y certificar que las cumpliría: Liberar a los cautivos, devolver lo que tomó, pagar los daños y pérdidas que causó hasta el momento (y también lo que hizo en el pasado).
Y en el transcurso del mes, hasta sus últimos días, el milagro aumentó aún más: Él aceptó todo, sin oposición, ni guerra, hasta tal punto, que él reveló dinero y bienes que había ocultado (y hasta entonces se desconocía que estaban en su poder).
...Otro ejemplo sobre los acontecimientos que ocurren en los últimos tiempos, en los cuales vemos milagros y maravillas, es la salida de gran cantidad de judíos de la Unión Soviética que es similar a la salida de Egipto:
Luego de muchos años de una conducta totalmente opuesta, en la cual, los judíos no podían salir de allí, justamente, en este año y en el anterior, esta país abrió sus puertas para dejar salir a los judíos y viajar a la Tierra Santa [Incluso, si por algún motivo que fuera, algunos de ellos se demoran en otros países temporalmente (en Estados Unidos, Australia o similares), pronto ellos llegarán (por propia voluntad y con alegría) a la Tierra Santa, junto a sus familias].
El milagro es tan grande, que el propio país colabora con ellos para que emigren, similar a como fue la salida de Egipto, cuyo objetivo era ir a la Tierra Santa (y los traeré a ustedes a la Tierra…[5]). Esta ayuda a nuestros hermanos judíos que ya salieron (y están por salir ahora) en el “éxodo de Egipto”, de “Mitzraim” (que significa angustia y limitación[6]) incluye también una asistencia de parte de los tesoros ocultos de “Egipto” y dinero de otras naciones que son aprovechados para ellos. Esta salida de ese país es a semejanza de como fue la salida de Egipto la primera vez, porque “despojaron a Egipto”[7] hasta que “incluso lo que no pedían, les daban a ellos”[8] y también los objetos ocultos[9].
...Y que sea la voluntad, que El Santo, Bendito Sea Él, ayuda a todos y a cada uno de los judíos para que tengan “ojos para ver y (por ende) oídos para escuchar” y “corazón para saber”[10], para observar a “los grandes milagros que vieron tus ojos, aquellas grandes señales y maravillas”[11], los milagros revelados que ocurren cada día.
En particular, porque ya llevamos más de “cuarenta años”[12] en el desierto de las naciones (del exilio), en un estado de “(cuarenta años) me peleé con esa generación”[13] y ya estamos listos para “entrarán a Mi lugar de reposo”[14], en la Tierra Santa y en Jerusalem[15], hasta una forma de “Salem”, la perfección del reposo, con la Redención verdadera y completa.
Si es así, se comprende, que los hijos de Israel ya están listos para esto y ya tienen un “corazón para saber, ojos para ver y oídos para escuchar”, [tal como fue en el cuadragésimo año luego de la salida de Egipto, pues como en los días de tu salida de Egipto Les mostraré maravillas].

(De las charlas del Rebe del martes por la noche, Parshat Shemini, 26 de Nisan, 5751, durante una Iejidut [audiencia] pública)


[1] Mijá 7:15
[2] Tehilim 136:10. Ver Midrash Tehilim allí. Rashi y Metzudat David allí.
[3] Pues todos los reinos son llamados con el nombre de Mitzraim (Bereshit Rabá capítulo 16:4)
[4] Bereshit Rabá allí
[5] Vaerá 6:8
[6] Ver Torá Or Vaerá 57:2 en adelante. Beshalaj 64:1-2. Itro 71:3 en adelante. Y en otros lugares
[7] Bo 12:36
[8] Explicación de Rashi allí, de Mejilta sobre el versículo
[9] Ver Shemot Rabá, capítulo 14:3. Y otras fuentes
[10] Tavó 29:3
[11] Ibídem 2
[12] Cabe aclarar, que ya pasaron cuarenta años desde la partida de la Honorable Santidad de mi maestro y suegro en el año 5710, como se habló en varias oportunidades.
[13] Tehilim 95:10 [El versículo en su forma original se lee y explica de la siguiente manera: "Durante cuarenta años me peleé con esa generación [que salió de Egipto], y dije que son un pueblo de corazones descarriados que no conocen mis caminos, por lo tanto, juré en mi ira, que no entrarán en Mi lugar de reposo [la Tierra de Israel]". El versículo alude al castigo de la generación que no confiaba en Di-s sobre que la Tierra de Israel es buena y por lo tanto se les negó la entrada a la Tierra y pereció en el desierto.
El Rebe enseña el significado interior del versículo, de esta manera: Ya completamos el servicio Divino en el mundo (que se describe usando la analogía de cuarenta años en el desierto, un lugar espiritualmente estéril y deshabitado) que es necesario para traer al Mashíaj y por lo tanto estamos listos para la Redención, descrita como "entrarán en Mi lugar de reposo" y ya no se nos niega la entrada a Tierra Santa]
[14] Ibídem 11
[15] Explicación de Rashi allí

Colabora con la difusión de Mashíaj y dona a través de PayPal a la cuenta centroleoded@gmail.com

Dona a Centro Leoded - Viene Mashíaj

Dona a través de Paypal al usuario centroleoded@gmail.com o haciendo click en el botón Donar