Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
! יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_______________________________________________________________

¿ Se puede identificar o proclamar a alguien como el Mashíaj ?

¿Como se puede declarar Mashiaj a alguien? Por más audaz que esta declaración pueda parecer, en realidad se trata de una expresión evidente de la fe en el Mashiaj. Los que dudan que el Mashiaj es un ser humano de nuestra generación pueden imaginarlo como un ángel que en un lejano día caerá del cielo. Por eso, experimentan pánico cuando se les indica que quizás el Mashiaj sea alguien entre nosotros. No obstante, después después de un breve estudio del tema, se advierte que así es precisamente como debe pensar un judío: el Mashiaj es un hombre de carne y hueso, un judío, un tzadik sobresaliente, que está entre nosotros y espera que Di-s lo envíe a redimir a Su pueblo. Presumiblemente, la difundida renuencia a identificar a alguien como el Mashiaj surge de los falsos mesías de las generaciones recientes. Sin embargo,
la lección a aprender de ese mesianismo no es la de dejar de creer en el Mashiaj. Por cierto, se debe creer, pero esta creencia debe estar basada en las definiciones de la halajá, no en el fervor vacío. Y ciertamente no hay nada impropio acerca de la posibilidad de identificar a un tzadik contemporáneo como el Mashiaj. En Igueret Teimán, Maimónides da a entender que la gente del Yemen no cometió error alguno al considerar Mashiaj a alguien; su error fue elegir a un candidato descalificado. Maimónides indica que seremos capaces de identificar al Mashiaj por su personalidad y acciones (es decir no precisamos señales y maravillas). También en la era del Talmud ciertos eruditos consideraron a sus maestros como potenciales mesías. (Sanhedrín 98 B). Así el Talmud registra que los eruditos de varias casas de estudios afirmaban que el nombre del Mashiaj era el mismo que el de sus respectivos maestros, sugiriendo de este modo que cada uno de ellos consideraba a su maestro como la persona digna de ser el Mashiaj. Rav fue más explícito: "Si es una persona viva en este mundo, entonces es Rabí Iehuda HaNasí". Rashi explica que si el Mashiaj es uno de los que están vivos en la actualidad, entonces es por cierto él, porque sufre dolencias y es extremadamente piadoso". Tenemos aquí, entonces, a uno de los más prominentes emoraím, Rav, afirmando categóricamente la identidad del potencial Mashiaj de su generación.
Colabora con la web y dona a través de PayPal