Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj.
El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

La era Mesiánica. Un mundo sin enfermedades

Las enfermedades y los sufrimientos corporales son parte inseparable en el desarrollo de nuestra vida. Una de las cosas que rezamos a diario es estar sanos. La industria gigante de la medicina atestigua también hasta cuanto perturban las enfermedades nuestra vida. Y esto es visto como algo natural y entendible por si solo. Hay estadísticas sobre el porcentaje de las enfermedades en la población, algo natural y esperable, en apariencia. Pero vendrá un día que nos separemos para siempre de las enfermedades y
los remedios, de las cirugías y los centros médicos. Todos estarán sanos siempre, no sabremos que es una enfermedad. Este es un de los cambios que se desarrollarán en la era Mesiánica, así está escrito en Ieshaiahu (35:5/6): "entonces abrirán los ojos los ciegos y los oídos de los sordos se amplificarán, entonces saltará como un ciervo el rengo y cantará la lengua del mudo". También en Malají (3:20) dice: "e iluminará a ustedes temerosos de mi nombre, un sol de justicia y curación con sus rayos".
En el Midrash Bereshit Rabá (20:5) dice: "en el futuro por venir todos se curarán". Aún más esta escrito en el Midrash Tanjuma (Vaigash 8): "Todo lo que hirió el Santo Bendito Sea en este mundo, lo cura en el futuro venidero" de acuerdo al apoyo del versículo "entonces abrirán los ojos los ciegos.....". Por lo tanto en la era Mesiánica vendrá el fin de todas las lesiones, discapacidades y enfermedades. Todas las personas serán sanas en sus 248 miembros y 365 venas, inclusive la persona que sufre una enfermedad se curará totalmente con la llegada del Mashiaj.
En la práctica, esto no será una novedad sino un retorno a la situación original del mundo. El ser humano de acuerdo a como fue creado en el génesis por el Santo Bendito Sea, era carente de heridas o enfermedades y no existía en absoluto la posibilidad que enferme. La raíz de todas las enfermedades surgió con el pecado del árbol del conocimiento, que trajo "Zohamá" -literalmente inmundicia o impureza- al mundo. Esta "Zohamá" básicamente es espiritual y su origen es el mal que desciende y se mezcla con el bien, provocando también debilidad física, dando entrada a heridas y enfermedades. Por ello en la entrega de la Torá en el monte de Sinai está escrito que se interrumpió la "Zohamá", produciendose una curación general a todos los enfermos y discapacitados a semejanza de la curación que vendrá con la Gueulá - Redención.
Los sabios -que su recuerdo sea bendición-, afirman (Talmud Baba Metziá 87:A): "Hasta Iaacov nuestro padre las personas no fallecían por enfermedades, sino cuando llegaba su momento morían repentinamente. Iaacov nuestro padre fue el primero en enfermar antes de morir. También luego de la partida de Iaacov, las enfermedades eran solo de una clase que provocaba el deceso directo, si una persona enfermaba, sabía que había llegado su hora. Solo en los tiempos del profeta Elisha aparecieron enfermedades curables".
El mundo actual es un mundo enfermo, distorsionado, por ello las enfermedades las vemos como naturales, pero no hay ningún motivo objetivo que obligue a que existan. Lo opuesto es lo correcto: El hombre fue creado de una forma que pueda protegerse a si mismo de toda bacteria y virus y de toda desviación del sistema corporal. El hecho de que a pesar de esto, el cuerpo se enferma, exige una explicación, pues no tiene que ser algo normal. La explicación es que por cuanto el mundo se degradó y decayó espiritualmente con el paso de los siglos, se torció y distorsionó, por ello los cuerpos no responden como es debido.
Por ello en la era Mesiánica, cuando el mundo llegue a su posición correcta y rectificada, volverá el cuerpo a su situación natural y verdadera y sanará. Si "el lobo convivirá con el cordero y la vaca y el oso pastorearán juntos", reposará una armonía completa también en el cuerpo humano. Todas las bacterias y fuentes de enfermedad cambiarán su efecto, produciendo sanidad y beneficios, en lugar de dominar el organismo y complicar su funcionamiento. El "sol" Divino irradiará en la época de la Gueulá colocando cada cosa en su lugar adecuado, mereceremos todos una curación completa y una salud absoluta.

Colabora con nuestra web y dona a través de PayPal