Viene Mashíaj - La única web en español sobre la llegada del Mashiaj. El objetivo de la vida, hacer de este mundo una morada para Di-s. La llegada del Mashiaj es uno de los 13 principios de fe del pueblo judío. El Rebe de Lubavitch ha anunciado lo inminente de este fenómeno y está en nuestras manos lograrlo. ¿Como? Estudiando sobre el Mashiaj y la Gueulá. Creada y editada por Centro Leoded - Jabad Argentina
יחי אדוננו מורנו ורבינו מלך המשיח לעולם ועד
_________________________________________________________

Descubriendo al Mashíaj en la parshá Tzav - El gran milagro

Basado en el Rebe de Lubavitch en su libro Likutei Sijot Tomo 12 Shabat HaGadol
¿Cuál fue el milagro tan "gadol" (grande) que sucedió en este Shabat?
¿Cuál es la relación entre Shabat HaGadol, la parshá Tzav y la llegada del Mashíaj?
El milagro de "Quien golpea a Egipto con sus propios primogénitos", la guerra de egipcios contra egipcios simboliza la cúspide de la transformación de la oscuridad en luz, una cosa que sucedió en el pasado en los "días de entrenamiento" y ocurrirá a la perfección en el tiempo de la Redención.
Este Shabat es nombrado por boca de toda el pueblo "Shabat HaGadol", el Gran Shabat. El motivo para esto es simple, pues en este Shabat ocurrió un "Gran Milagro". El Alter Rebe explica en su Código de leyes, "que a los hijos de Israel se les ordenó tomar un cordero para hacer la ofrenda de Pesaj el día 10 de Nisan, que en aquel año cayó en Shabat. Ese día se juntaron los primogénitos de las naciones del mundo a preguntarle a Israel, la razón por la cual se llevaron los corderos. Ellos les dijeron,
que es una ofrenda de Pesaj para Di-s que matará a los primogénitos de Egipto". Cuando escucharon los primogénitos las malas noticias y sabiendo que todo lo que anunció Moisés hasta ese momento se había cumplido, temieron por sus vidas y decidieron reclamar al faraón que libere a los hijos de Israel, ¡lo antes posible! El faraón, como de costumbre, se negó. Los primogénitos egipcios declararon una guerra contra...Egipto, y mataron decenas de miles de sus hermanos, como está escrito: "Quien golpea a Egipto con sus propios primogénitos" y fijaron este milagro como recuerdo para todas las generaciones en Shabat y lo denominaron el "Gran Shabat". (Shuljan Aruj HaRav 430:1).
Sin embargo, de aquí surge una pregunta. ¿Qué es lo tan "grande" de este milagro? ¿Qué es lo que tanto impresiona de una guerra civil sangrienta? Esto y más, en la salida de Egipto acontecieron milagros fantásticos que sobrepasaron totalmente el marco de la naturaleza, ¿acaso, la partición del mar es considerada "un pequeño milagro"? El descenso del Maná, el pozo de Miriam, las nubes protectoras, etc, etc, ¿esto no es nada? ¿Por qué justamente este milagro merece año tras año ser documentado, recordado y festejado? Y fundamentalmente, ¿qué podemos estudiar de este hecho, durante nuestros frenéticos preparativos para Pesaj y para la Redención verdadera y completa?
Para responder estas preguntas, debemos profundizar por un instante el significado interior de la palabra "Nes" (milagro). Cuando hablamos de Nes, nos imaginamos en nuestras mentes un cambio en la naturaleza, una vulneración de las estructuras que estamos acostumbrados a percibir. Un milagro común es aquel donde se altera la naturaleza del mundo. Por ejemplo: Iehoshúa detuvo el sol en su lugar y no dejó que se ponga en el horizonte, el patriarca Abraham no se quemó en Ur Kasdim y las aguas del mar Rojo se pararon como una muralla. Todos estos son milagros donde la naturaleza del mundo cambió. Un milagro especial es cuando se altera la naturaleza de la Torá. También la Torá tiene reglas, una forma de enfoque y análisis específico sobre todas las cosas que suceden en nuestro mundo y hay un camino especial por el cual la Torá nos indica recorrer. Pero hay momentos especiales en los cuales sucede un "Nes", elevación y de pronto, podemos llegar a lugares elevados adonde no pudimos llegar hasta hoy.
El camino de la Torá es, que en el momento que el pueblo de Israel se encuentra en un momento de sufrimiento, el Santo Bendito Sea Él, los salva a través de:
1) La destrucción de los enemigos (como el hundimiento de los egipcios en el mar)
2) La anulación de su poder y capacidad de dañarnos (como cuando colgaron a Hamán en el milagro de Purim)
3) Una guerra con fuerzas Divinas infinitas que vulneran la estructura de la naturaleza (como la guerra de Iehoshúa, o contra Sanjeriv)
Este es el camino de la Torá, en todas las plagas que Di-s trajo sobre los egipcios, incluso en la partición del mar, la situación era que los egipcios se opusieron al pueblo de Israel, y Di-s traía plagas sobre ellos para destruirlos. Y ciertamente, este es el orden común que fijo la Torá, pues contra Egipto no se puede perder el tiempo, la lucha es cabeza a cabeza. A "las tres cáscaras" totalmente impuras es imposible refinarlas, "su destrucción es su rectificación".
Pero aquí, en este milagro, vemos que los primogénitos egipcios, una parte importante y para nada despreciable del pueblo egipcio, que expresa el poder y la fuerza de la impureza y la "cáscara" egipcia, ¡guerrea por la liberación del pueblo de Israel! En este milagro vemos, que el "Nes" penetra y cambia incluso la naturaleza de la Torá que se refiere al egipcio, como a alguien que es imposible elevarlo a la Santidad, imposible de tenerlo como socio para la paz y de repente...incluso el egipcio entiende que se debe liberar al pueblo de Israel, un milagro así, ¡es un gran milagro!
Romper, partir al mar Rojo...es un milagro común..., transformar la esencia del mal en su interior, convertir el mal al bien, manteniendo su poder, esto es un "Gran milagro".
La parte más trascendente de la parshá Tzav, se dedica al relato de los "días de entrenamiento o ensayo", aquellos siete días (del 23 de Adar hasta Rosh Jodesh Nisan) en los cuales se inauguró el altar y el Mishkán. En la Torá del Jasidismo se explica que estos días se llaman "iemei hamiluím" pues aluden al "milui" de la luna, a su plenitud futura en los días del Mashíaj (milui significa llenado, como cuando la luna se completa).
Sobre la era Mesiánica está dicho: "Y será la luz de la luna como la luz del sol...como la luz de los siete días" (Ieshaiahu 30:26), el Santo Bendito Sea Él, devolverá a luna el poder de su luz para que sea como la luz del sol, como era la luna antes que fuera disminuida que brillaba con luz propia. 
El significado espiritual de este cambio, es que en el futuro por venir, la oscuridad de la noche (que simboliza la luna) se transformará a luz, el mal espiritual que existe hoy, que es consecuencia directa de la disminución de la luz Divina que se revela en el mundo, se transformará en una luz preciada, una luz que simboliza al sol físico y espiritual en conjunto. Hoy la luna pequeña, simboliza la luz Divina que desciende a nuestro mundo inferior que es pequeña y muy reducida y comprimida. En la Redención, por el contrario, se revelará la luz en su máximo poder, realmente como el sol.
Entonces "se llenará" la luna, el mundo mismo irradiará una luz de Santidad, la oscuridad se trasformará en luz, lo amargo en dulce, el mal espiritual en bien Divino y eterno.
Como conclusión: El común denominador entre el "gran milagro", los días de miluím y la Redención completa es "la transformación de la oscuridad en luz".
Culminemos con una historia y ejemplo donde sobresale como el mal se transforma en bien y el enemigo se hace amigo.
Era solo suficiente mencionar el nombre del asaltante Tomás para generar una ola de miedo en el cuerpo de toda la gente del pueblo. Era un bandido muy peligroso, conocido desde hace mucho tiempo allí, deambulaba con plena confianza por las casas de la gente, robaba todo lo que estaba al alcance y todos le temían. Un día, Iankel caminaba por las calles del pueblo y de repente vio frente a él a Tomás, el bandido legendario. Iankel se sintió angustiado y comenzó a pensar como escapar de la zona con tranquilidad, y de pronto se dio cuenta que delante de Tomás, dos policías caminaban con serenidad y él iba tras ellos prestando atención y concentrado, vestido con ropas de policía!
Iankel no podía creer lo que veían sus ojos, y él no era el único...poco a poco los habitantes del lugar se acostumbraron a ver la imagen del bandido dando vueltas por la feria local, vestido con ropas de policía y labrando multas a quienes infringían la ley; sus actos delictivos desaparecieron como si nunca hubieran existido.
Pasado un tiempo, le preguntaron al comisario del pueblo, que había sucedido, como tuvieron éxito en "domesticar" a la bestia cuyo nombre es Tomás. Esta fue su respuesta: En el transcurso de muchos años intentamos atrapar a este ladrón legendario, pero cuanto mas tratábamos de capturarlo, él más se escabullía, hasta que logramos atraparlo y no pasó mucho tiempo hasta que recapacitó y se encausó en la vida. Por ello decidimos, transformarlo en un policía, para que sea uno de nosotros. Como ustedes ven, ahora no solo que no transgrede la ley, sino que él mismo nos ayuda a atrapar a otras personas...

Colabora con la difusión de Mashíaj y dona a través de PayPal a la cuenta vienemashiaj@gmail.com

Dona a la campaña de difusión de Mashiaj

Colabora con la difusión de Mashíaj en todas sus áreas, web, redes sociales, apps, ciclos de conferencias, edición e impresión de libros.
Puedes donar a través de PayPal haciendo click aquí https://www.paypal.me/vienemashiaj o entrando a www.paypal.com o a la aplicación PayPal y donando al usuario vienemashiaj@gmail.com o haz click en la imagen

Visitas